Terminó agosto, comenzó septiembre y –en todo el Hemisferio Sur- es un mes que marca el final del frío, la llegada de la primavera y el inicio de uno de los momentos con que sueñan los integrantes del bando de una de las disputas más parejas de los últimos años: el Team Verano comienza a sacar chapa y envalentonarse ante el siempre resistente Team Invierno. El detalle es que el invierno que está llegando a su fin en Mendoza, Argentina y todo el hemisferio austral no se ha caracterizado por ser muy frío que digamos precisamente.

//Mirá también: Clima en Mendoza: así estará el tiempo durante el fin de semana.

Y a ello se le suma otro dato más que importante a tener en cuenta: a este cálido agosto que llegó a su fin hace unos días le sucederá un septiembre que, de acuerdo al pronóstico trimestral del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), será más caluroso también si se compara con los registros medios de este mes.

Luego de un agosto levemente más cálido, se espera que el trimestre comprendido entre septiembre, octubre y noviembre siga con marcas más altas de lo normal. Orlando Pelichotti | Los Andes

Mendoza, en detalle

Durante las últimas horas, desde el SMN dieron a conocer la actualización del Pronóstico Climático Trimestral (PCT) que refleja las tendencias de temperatura media y precipitación esperada para ese lapso. Y, en este caso, el estudio incluye los meses de septiembre, octubre y noviembre; gran parte de lo que da forma a la primavera en el Sur.

A nivel general, destacaron que se para este trimestre se observa una mayor probabilidad de que la temperatura media sea más cálida de lo habitual en gran parte del territorio nacional. En Mendoza y todo lo que es la región Cuyo, por ejemplo, la previsión da indicios de que las marcas promedio en estos cerca de 90 días podrían estar entre 40% y 45% por encima de las temperaturas que se consideran medias para la primavera. En pocas palabras, se espera en la provincia una primavera considerablemente más cálida que el promedio histórico.

El pronóstico trimestral del SMN para la primavera 2021 en Argentina.Gentileza

Si se analiza lo que es todo el territorio nacional, esta variación (siempre orientada hacia una suba de la temperatura) se aprecia más marcada en la Patagonia, el oeste de la Provincia de Buenos Aires y La Pampa, regiones en las que podría llegar a 50% la suba en las temperaturas promedio.

En lo que tiene que ver con las lluvias esperadas, el panorama no es demasiado alentador para Mendoza. Si bien durante los últimos días hubo algunas precipitaciones leves en distintos puntos del Gran Mendoza, si de lluvias considerables se trata, la provincia acumula más de dos meses sin una precipitación de grandes dimensiones y una acumulación de agua considerable. Y para el próximo trimestre el panorama no asoma demasiado alentador.

Siempre de acuerdo al pronóstico trimestral del SMN, hay hasta 45% de probabilidades que llueva menos de lo que llueve generalmente entre septiembre y noviembre.

Lo que dejó agosto

El invierno que está llegando a su fin ha sido por demás complicado en el país. En provincias como Mendoza, Neuquén y Río Negro –que tienen un fuerte protagonismo con la nieve y los centros de esquí-, la temporada de invierno no ha sido muy exitosa que digamos para lo que hace a la acumulación de nieve. Más allá del atractivo turístico, en Mendoza esa falta de precipitaciones níveas tendrá una fuerte y dura incidencia en lo que hace a la provisión de agua de deshielo en los cauces, tanto para consumo humano como para riego.

También se espera que haya pocas lluvias en Mendoza durante la primavera.Gentileza

A nivel nacional –de acuerdo al SMN- agosto dejó condiciones más cálidas de lo normal en la Patagonia, mientras que tuvo una gran amplitud térmica (diferencia entre las máximas y las mínimas) hacia el centro y norte argentino.

//Mirá también: Irrigación controlará con imágenes satelitales el uso del agua.

Dentro de esta amplitud térmica y de esta irregularidad, durante primeros días del mes pasado hubo condiciones anómalamente cálidas (sobre todo en el sur del país). Ya a partir de 7 de agosto ingresó un frente frío en toda la región y que llevó a que las temperaturas desciendan considerablemente, sobre todo en la región centro. Mientras que a partir del lunes 16, según se observa en las conclusiones del SMN, volvió a hacerse sentir el calor y las altas temperaturas. De hecho, en algunas localidades del Norte Argentino llegaron a superarse los 39°.