Luego de una noche con lluvias en varios puntos de la provincia este jueves transcurrió sin grandes precipitaciones, pero la inestabilidad continuará este viernes.Para mañana se anticipa un pronóstico que indica “nubosidad variable con ascenso de la temperatura y tormentas aisladas hacia la noche”.

El informe de la Dirección de Agricultura y Contingencias Climáticas consignó además vientos moderados del Noreste. La temperatura máxima rondará los 30 grados mientras que la mínima será de unos 17 grados.

Ya observando el pronóstico extendido, para el sábado tampoco se esperan mayores cambios por lo que se espera inestabilidad con nubosidad variable y descenso de la temperatura.

Por otra parte, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) lanzó un alerta amarilla por tormentas en el Sureste de la provincia.

En el sistema de alerta temprana del SMN el color amarillo implica “Posibles fenómenos meteorológicos con capacidad de daño y riesgo de interrupción momentánea de actividades cotidianas”.