La Justicia de Mendoza condenó a un preso a 8 años de cárcel por las torturas a las que sometió a otro interno en la cárcel de Almafuerte a mediados de 2014.

En el 2020 iniciaron la investigación, donde el fiscal Carlos Torres identificó a David Alejandro Carmona Sosa, un interno que ya tenía una condena a prisión perpetua por un homicidio agravado, como responsable de las torturas ocurridas en el penal de Cacheuta.

Almafuerte, torre de vigilancia de la Penitenciaria de Mendoza que se encuentra en Cacheuta.Mariana Villa | Los Andes

Ante este fallo, Carmona Sosa sumó otra causa más en su contra, quien además, tiene otras condenas en el fuero federal.

La Justicia, reunió las pruebas contra Carmona Sosa, asesorado por su abogada defensora, la doctora Pons Sánchez, decidió acceder a un juicio abreviado, que es cuando el imputado admite su autoría y entre las partes pactan una pena.

En este caso, el sospechoso fue condenado a la pena mínima establecida en el artículo 144 ter, inciso primero, segundo párrafo. El fallo fue firmado por el juez Juan Manuel Pina González.

Esta sentencia es la primera de varias causas que hay en la justicia penal por distintos maltratos ocurridos en las cárceles mendocinas, tanto con penitenciarios como internos imputados. Sitio Andino.