La joven tiene 22, es de zona sur de Buenos Aires y este año decidió realizar un sueño que tenía hace bastante. Irina Peña es cantante y comparte sus canciones desde las montañas mendocinas, también trabaja en cada lugar que visita y quienes quieran colaborar con ella pueden hacerlo con cafecito app o su perfil de Instagram.

La idea de viajar sale de las ganas de salir de la rutina que estaba teniendo, cuando me di cuenta que no era feliz y no la estaba pasando piola con la vida que tenía”, comenta Irina para Vía Mendoza.

La joven trabajó más de un año en una dietética, mientras a la par tomaba clases de canto, pero con el tiempo estas clases fueron siendo cada vez menos. El cansancio y la falta de tiempo fueron el puntapié para emprender este viaje dentro del país y compartir su arte.

La cantante recien llegada a Potrerillos, Mendoza. Foto: Instagram

Irina llegó a Mendoza en micro desde Bariloche. “Mi idea siempre fue ir haciendo todo a dedo, pero la realidad es que con los tiempos que corren para la mujer, no me sentía del todo segura entonces prefiero en algunas ocasiones no arriesgarme”, agrega.

Actualmente la joven cantante está alojada en Las Vegas, Potrerillos. Admite que el lugar es hermoso, que le encanta y que es una locura. Su próximo destino dentro de la provincia podría ser San Rafael.

Cómo comenzó su faceta artística

La artista canta desde que tiene uso de razón, según su confesión, cuando era más chica era la encargada de hacer los shows en los cumpleaños. Pero este gusto por el canto no es de ella sola, sino que fue algo compartido con su padre, quien le infundo el amor por la música.

Desde su llegada hace una semana la bonaerense ha subido varias canciones con paisajes mendocinos. En el camino va conociendo músicos y ellos se suman a su idea de poderlo filmar y subir a las redes. “Todo se da en el momento”, según dice la joven

“Hoy en día las redes sociales están siendo una gran herramienta para mí. A través de videos en Instagram y la ayuda de la plataforma cafecito, que es cómo una gorra virtual y la gente te dona dinero, en mi caso para sustentar el viaje”, aclara.

La respuesta del público en las redes ha sido muy favorable para Irina, ella cree que la gente se siente identificada con su sueño de poder viajar y cantar, y que por eso la apoyan tanto. La cantante también es compositora, aunque no se había animado a ponerles música a sus canciones. “Desde que llegué a Mendoza dos canciones cobraron vida, con el apoyo de gente que conocí en el momento, que confío en mí”, cierra.

¡Queremos contar tu historia! Nos interesa lo que tenés para contarnos, escribinos a historias@viapais.com.ar y un periodista de nuestra redacción se va a comunicar con vos.