El Gobierno de Mendoza ya cuenta con las 1.100 hectáreas del centro de sky Los Penitentes bajo su control, esto se logró tras un largo proceso judicial. De esta manera se podrá salir ahora a la búsqueda de inversores.

//Mirá también: Jaliff y Bermejo fueron reelectos como presidente y vice del Senado

Hoy se oficializará la primera etapa que es recibir las propuestas para los próximos seis meses, con la posibilidad de extenderse por otros seis.

La ministra de Turismo y Cultura de Mendoza, Mariana Juri explicó a Los Andes que “Los procesos serán abiertos y vamos a escuchar a inversores, quisiéramos en dos meses poder tener habilitados esos servicios, pensando en que atrás de la apertura de Penitentes se genera mucho empleo”.

Desde el gobierno buscan aplicar un sistema de inversión público-privado para impulsar esta propiedad, en especial en este momento tan crítico para la economía.

El mayor interés oficial que hay en todo este proceso es reactivar de alguna manera la generación de empleo en la provincia.

Lo que se busca es una metodología similar a la utilizada en el Perilago de Potrerillos, serán los interesados en operar las instalaciones quienes propongan qué hacer y de qué manera.

Ante esta espectativa no hay aún una estimación del dinero a invertir, ni de la cantidad de puestos de trabajo que se puedan crear.

La llegada de inversores

Tanto desde el ministerio de Turismo como el de Gobierno, a cargo de Víctor Ibáñez, se articularon tanto la espera como las tareas a realizar. Lo principal fue llevar a cabo la idea del Ejecutivo de buscar alternativas varias que permitan la llegada de las inversiones. Para esto se tuvo que trabajar en desenmarañar muchas cuestiones que hoy permiten avanzar con Penitentes, a sabienda de las dificultades que existen para la llegada de fondos provenientes del sector privado en este momento para el sector turístico.

Juri expresó que “Sabemos que pensar en invertir en turismo en este momento es complejo, pero también sabemos que Mendoza se prepara así para el futuro. Todos los estudios indican que los destinos de naturaleza serán altamente valorados. Pero también sabemos que los mendocinos con el turismo interno han redescubierto la montaña y que estar preparados, entrenados en destinos seguros, es el camino”.

Se ha establecido un sistema de puntuación para las ofertas y hay dos premisas en donde el Gobierno pondrá la lupa: la calidad del servicio y la cantidad de fuentes de trabajo que se garanticen para la temporada. Allí, el efecto derrame en pymes y servicios turísticos es muy importante, por lo tanto esperan que para las vacaciones de invierno (julio), mendocinos y mendocinas puedan hacer uso de las instalaciones.

Otro de los factores que cobra especial relevancia es el de la situación epidemiológica por lo que está previsto en el pliego que quienes se presenten deberán saber que las condiciones sanitarias pueden indicar la no apertura. “Apuntamos a una apertura sencilla como un centro recreativo de montaña, en asocio con un privado que lo pueda operar”, agregó la funcionaria. Estiman que los esfuerzos se centrarán en la infraestructura que tiene el restaurante, la hostería y algunas otras instalaciones, es decir en un polígono más acotado.

Una segunda etapa más ambiciosa

La proyección en el tiempo ubica a Penitentes como un centro de Alta Montaña. Por esto y con el interés de abrirlo por esta temporada, se trabaja en una licitación a largo plazo.

Para Juri la tendencia actual es que los “los centros de ski se están convirtiendo en centros de montaña, que sirven tanto en el invierno como en el verano. Penitentes puede ser una excelente base para el Aconcagua, para toda la zona de Alta Montaña”.

Este trabajo demanda estudio y evaluación de alternativas, en donde la Cámara Argentina de Centros de Esqui y Turismo de Montaña (CAEM) está haciendo aportes. En el asesoramiento participan también quienes trabajan con la explotación del cerro Catedral (Bariloche) y de La Hoya (Esquel).

//Mirá también: Piden a Suarez que ordene la virtualidad en los colegios secundarios por 15 días

Mientras avanza esta licitación corta de seis meses, con una única posibilidad de prórroga que será evaluada, se trabaja en los pliegos para la segunda etapa con una proyección estratégica para Penitentes.

En los planes del Gobierno están los próximos 12 meses como la fecha probable de adjudicación de este ambicioso desarrollo. Por lo que el llamado a licitación saldrá antes, mientras el centro ubicado en el norte del Gran Mendoza abre sus puertas después de temporadas sin nieve y en medio de un largo litigio en Tribunales.

El fin de un dilatado conflicto

Recién en febrero de este año, el Tribunal de Gestión Asociada N°3 del Poder Judicial validó la expropiación del centro de Esqui Penitentes y ordenó la “transferencia del dominio del inmueble” a la Provincia de Mendoza.

En 2019, el Gobierno tomó posesión de 1.050 hectáreas ubicadas en la zona del centro de esquí donde están las pistas, el parador, las telesillas y el hangar lo que tensionó la relación entre el Estado y los anteriores concesionarios que se focalizó en otras 42 hectáreas, aquellas que se localizan en el ingreso al centro de esquí.

Por medio de una ley sancionada durante la pasada gestión, esas 42 hectáreas fueron declaradas de utilidad pública, por lo que, hasta tanto se resolviera la situación de fondo, se otorgó oportunamente un permiso provisorio el invierno del 2019 para operar el sector.

En julio del año pasado, Suarez oficializó la expropiación y luego, con el aval de la Justicia ante las acciones de amparo, avanza ahora hacia la licitación para poner en funcionamiento al emblemático predio.

Es decir que con la expropiación de 42 hectáreas, la Provincia completó una superficie de casi 1.100 hectáreas que son las que pondrá a disposición para el concurso público. No obstante, los funcionarios consultados aclararon que se podrán presentar alternativas sobre una parte del predio o sobre su totalidad. Fuente Los Andes