La mendocina preguntó a sus seguidores que opinaban del look que había elegido para ir a pasar la velada a su restaurante en Milán.

Agustina Gandolfo se puso un conjunto todo negro de top y falda con detalles satinados, primero subió una storie mostrando el outfit al ritmo de una de las canciones de Bud Bunny, “Ojitos Lindos”.

Después al salir de casa, mientras caminaba por las calles italianas, planteo esta controversia. “Ya salí para el restó y esto media insegura con el look”, dice la joven en video.

A continuación, propone que los más de 940 mil seguidores voten si las flores de vestuario “¿la rompen o es raro?” La encuesta hasta el momento va 58% a favor y 42% en contra del arreglo en el top de la emprendedora.

Por lo visto la flamante influencer también tiene inseguridades cómo cualquier joven a la hora de elegir el mejor look para ponerse.

La velada en Coraje, el restaurante de Gandolfo y Martínez

Casi por cumplir 10 días de inaugurado, el local gastronómico abierto en Milán es furor en las redes sociales. La página cuenta con más de 25 mil seguidores y apenas llega a 20 publicaciones realizadas.

Su carta es una combinación de comidas argentinas e italianas y tiene una gran variedad de bebidas alcohólicas para degustar.

Entre ellas, Agustina eligió un trago de vaso largo con maracuyá, decoraciones de hojas y flores. La velada siguió con una cata de vinos tintos a lo que la mendocina comentó: “Solita desgutazione di tutte le sere”, que significa “Degustación habitual de todas las noches”.

Desgustación en Coraje, el restaurante. Foto: Instagram Agustina Gandolfo

Luego subió una tierna imagen compartiendo momentos de la hija de la pareja. La joven mamá completó el look que no le convencía demasiado con un peinado recogido y accesorios brillantes de strass.

Para culminar una noche en Milán, la familia volvió a su hogar. Lautaro, Nina y Agustina caminaron un poco, la influencer llevaba el coche de su pequeña hija, mientras el jugador del Inter iba al lado de la bebé.

Con un video la ahora empresaria mostró un poco de la relación padre e hija. “Van de la manito”, escribe en la dulce grabación del momento.