Una vivienda en la calle Martín Zapata (en la Quinta Sección) y la oportunidad de aprovechar que el dueño no se encontraba en casa. Estos fueron los principales condimentos de un millonario golpe delictivo perpetrado entre la tarde del viernes y la madrugada de este sábado en la Ciudad de Mendoza y que incluyó 100,000 dólares en efectivo y una decena de relojes de oro valuados en 500.000 pesos.

Se desconoce con exactitud el momento exacto del robo, puesto que los dueños de casa se habían ausentado; y fue -de casualidad- un repartidor de soda quien advirtió que la puerta de la vivienda ubicada en Martín Zapata al 200 había sido violentada.

Tras comunicarse telefónicamente este trabajador con el propietario de la vivienda, un hombre de 63 años, la victima regresó a la casa y se encontró con el desolador panorama. Al ingresar, se encontró con que la caja fuerte de una de las paredes había sido destruida.

Efectivos de Policía Científica e Investigaciones trabajó en el lugar y la causa quedó bajo la órbita de la Oficina Fiscal 2.