Se firmó un convenio entre el gobierno y Soeva. Los interesados podrán inscribirse desde el 16 en la web del gobierno.


El gobierno de la provincia firmó un convenio con el Sindicato de Obreros y Empleados Vitivinícolas y Afines (Soeva) y las cámaras empresarias vitivinícolas para formar mano de obra desocupada mendocina para emplearla en la próxima cosecha. Todo esto ante el riesgo de no poder contar, como es habitual, con la dotación de los llamados trabajadores “golondrina” en medio de las restricciones que impone la pandemia.

Tras la firma en la que Enrique Vaquié, ministro de Economía, actuó como anfitrión, Luis Pezzutti, secretario general de Soeva Maipú y adjunto de Foeva, aseguró al diario Sitio Andino “que el sindicato capacite a la gente es una idea de mucho tiempo que ahora se concreta. Es una necesidad para la actividad, con la Provincia y el país en problemas. Hay que buscar es la jerarquización de la cosecha, que la gente de Mendoza trabaje en las mejores condiciones y gane bien”.

El gremio de Soeva puso a disposición un programa de capacitación desarrollado para poner en marcha a partir de una primera convocatoria oficial al ciclo formativo de cosecha manual el 1 de noviembre. “Si bien sirve en principio para la cosecha, se puede seguir con la poda. Para eso, en una actividad donde ha habido mucho trabajo en negro con los trabajadores golondrina, lo importante es que quien se emplee cuente con todos los beneficios como vacaciones“, acotó Pezzutti.

Para los interesados, desde el Ministerio de Economía anticiparon que del viernes 16 en adelante estará cargado en la web oficial un formulario digital de inscripción. “La idea es sondear la demanda o interés, y avanzar durante el último bimestre del año que es el período de licencias previo a la cosecha” aseguraron fuentes de la cartera, donde se maneja como previsión al menos captar a unos 3.500 trabajadores (sin contar miembros del grupo familiar) solamente de la llamada Primera Zona Vitivinícola .

El formulario requerido contempla datos personales, si el interesado acredita o no experiencia previa en la cosecha vitivinícola, y un dato no menor, que el Gobierno provincial intenta terminar de destrabar con Anses: si percibe o no con algún tipo de plan o beneficio registrado, cuyo cobro se busca garantizar aún en medio de la vendimia, para evitar que actúe como una “competencia” del salario ofrecido.

Qué aportarán las empresas

El acuerdo, que parte de una estimación de 11 mil trabajadores que moviliza la vendimia cada año y es fruto de conversaciones que comenzaron hace casi un mes según se anticipó oportunamente por este medio, tiene en principio una vigencia de 1 año. Y ahora deberá ser refrendado por las distintas delegaciones sindicales, que son 10 en Mendoza, aunque se asume mayormente alcanzará a aquellas zonas con más superficie vitícola; por eso, luego de la adhesión de Maipú, resta avanzar con Valle de Uco y el oasis Norte-Este.

En cuanto al rol del sector privado, Walter Pavón, de Bodegas de Argentina, señaló que “las cámaras aportarán en la difusión de las acciones y en contactar a las empresas socias para canalizar su demanda de mano de obra. Y aunque está abierto a muchos mendocinos que necesitan trabajar, un tercer punto es suministrar información de trabajadores que integren las bases de datos y hayan estado fuera del circuito luego de un tiempo”.

Lo cierto es que por el momento nadie arriesga un objetivo en cuanto a cantidad de mano de obra local a capacitar. Ni tampoco se descarta que, al arrancar con la iniciativa anticipadamente, se pueda llegar a febrero-marzo con los permisos en mano para que los trabajadores del Norte argentino (sobre todo Tucumán y Salta) hayan arribado a Mendoza a pesar de las restricciones de circulación interprovincial hoy vigentes por la pandemia.

“Se sigue trabajando con los Gobiernos de las provincias en ese tema. La idea es que, llegado el caso, puedan complementarse los mendocinos con los obreros golondrina que puedan llegar y estén disponibles en su momento”, acotó al respecto Pavón.


En esta nota:

Economia

Comentarios