El Ministerio de Salud de Mendoza autorizó este sábado el tratamiento que incluye el uso de Ibuprofeno inhalado por medio de nebulizaciones para pacientes contagiados de coronavirus. Así se desprende de la resolución 2.224 de esa cartera, firmada por la ministra Ana María Nadal y donde se aclara que dicho uso y tratamiento será de carácter "excepcional de uso compasivo ampliado".

De esta manera, el tratamiento que hasta fines de septiembre únicamente se aplicaba en el Hospital Español de San Rafael en lo que se refiere al sistema de salud de Mendoza, ahora estará disponible en todos los hospitales mendocinos; públicos y privados.

Investigadores de Córdoba desarrollaron este tratamiento y esta solución modificada para pacientes con fibrosis quística y con EPOC; y en marzo comenzaron a aplicarlo en personas con coronavirus.

Antes de someter a una persona con Covid-19 a este tratamiento será obligatorio contar con el "consentimiento informado del paciente o de su representante legal, y la conformidad de la autoridad responsable de la institución de salud". Además, quienes lo ofrezcan y apliquen deberán informarlo; además de confeccionar un informe mensual técnico sobre la "evolución de la implementación".

En otras provincias como Córdoba, Buenos Aires y Jujuy este tratamiento se aplica con resultados esperanzadores desde hace ya algunos meses.

En qué consiste

En junio, miembros del equipo del Centro de Excelencia en Productos y Procesos de Córdoba (Ceprocor) y del Conicet iniciaron los primeros trabajos con este tratamiento. Fue en 125 pacientes con Covid-19 de Cordoba y de Buenos Aires y por medio de un tratamiento con esta droga (en una versión modificada) que logra frenar la inflamación respiratoria y controlarla.

Se trata de un tratamiento que ya estaba aplicándose a pacientes con fibrosis quística pulmonar y enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Y al que se recurría cuando el virus ya estaba en etapa de producir una inflamación pulmonar y de las vías respiratorias. En ese sentido, lo que facilita este procedimiento con Ibuprofeno es frenar la inflamación respiratoria.

La resolución que autoriza su uso en Mendoza de forma "excepcional y compasiva".

En cuanto a su aplicación, consiste en practicarle al damnificado nebulizaciones con una ampolla que contiene una solución de Ibuprofenato de sodio (un Ibuprofeno que se ha hecho hidrosoluble y que no se encuentra en las farmacias), que da propiedades de antibiótico, mucolíticas y antinflamatorias. De esta manera, al respirar eso por medio de nebulizaciones, se deposita en el fondo del pulmón; con un efecto antinflamatorio.

En el caso de pacientes con coronavirus -en etapa compasiva ampliada en Mendoza y en todas las provincias donde se aplica-, lo recomendable es usarlo tempranamente, ya que cualquier inflamación es fácilmente contenida en esas circunstancias.

La droga modificada y su tratamiento fueron desarrollados en 2018, pensados para aplicársele a pacientes con fibrosis quística pulmonar idiopática. Mientras que con el brote de la pandemia en Argentina, se comenzó a trabajar con quienes habían dado positivo en esta enfermedad.