Alejandra Barboza prestaba servicio en el Hospital Tagarelli de San Carlos. Sus colegas la despidieron con sirenas y aplausos.


Los trabajadores de la Salud sufrieron la baja de otra compañera esta semana. Se trata de Alejandra Barboza, enfermera del Hospital Tagarelli, quien murió este miércoles en San Carlos e investigan si fue a causa del Covid-19.

La sancarlina de 54 años sufrió una descompensación en su casa del barrio Firpo de La Consulta. Barboza fue asistida en un primer momento por una vecina -también enfermera- pero murió en un centro de salud de la zona. 

Desde la Coordinación Regional de Salud y el nosocomio sancarlino, confirmaron a El Cuco Digital que murió a causa de un paro cardiorrespiratorio no traumático y que se encontraba recuperada de Covid-19. Incluso, que la mujer había recibido el alta.

Sin embargo, desde el Área sanitaria habían decidido realizarle un nuevo hisopado para determinar “si aun existía algún tipo de carga viral por coronavirus”. 

Como no llegó al control, desde el hospital comunicaron que realizarán el procedimiento según Guía Técnica y explicaron: “A los 10 días se da el alta epidemiológica ya que la carga viral está en baja y no contagia. No obstante, para llevar tranquilidad al personal se hace el hisopado pos mortem“.

La muerte de la enferma causó un gran dolor en sus compañeros de trabajo, quienes la despidieron con banderas, sirenas y aplausos desde la puerta del hospital. 

El deceso Alejandra Barboza ocurrió dos días después del fallecimiento de Susana García, jefa de Enfermería del hospital Sicoli de Lavalle.




Comentarios