La Municipalidad de Ciudad actualizó la ordenanza que establecía las sanciones para los incumplidores de la cuarentena, específicamente para los que circulan en vehículo sin autorización. De ese modo, se trasladaron los alcances que tenía la anterior fase de aislamiento a la vigente etapa de distanciamiento.

En concreto, el Concejo Deliberante de la capital provincial sancionó la ordenanza N° 4.009 para evitar planteos o cuestionamientos en caso de multas o secuestro de vehículos.

Ulpiano Suarez, intendente Ciudad de Mendoza.

"Cuando pasamos a la etapa de distanciamiento, podía suceder que alguien haga algún planteo cuestionando. El Concejo Deliberante amplió los alcances de la conducta y la sanción al distanciamiento", aclaró el intendente Ulpiano Suarez, quien remarcó que la ordenanza "es contra los que circulan en vehículo sin ningún motivo".

"Fue una de las primeras medidas que tomamos a través del Código de Convivencia, sancionando a quienes circulan en vehículos sin estar autorizados", expresó Suarez.

En el caso de las multas graves el monto que deberá pagar el incumplidor es de $22.750 mientras que en el caso de reincidencia, la multa se eleva a $34.125.

Básicamente, la nueva ordenanza apunta a los vehículos que circulan en infracción. Es decir, cuyos conductores no tienen el certificado de circulación o salen un día que no le corresponde de acuerdo a la finalización del DNI, entre otras posibles infracciones.