Expresó que no es la primera vez que le ha faltado el respeto y sostuvo que le molesta nuestra independencia.


El juez de la Suprema Corte, Omar Palermo, volvió a dialogar con medios de comunicación y se encargó de disparar munición pesada contra el ex gobernador, Alfredo Cornejo, quien en varias oportunidades lo ha criticado y lo ha vinculado con el kirchnerismo.

En diálogo con Canal 9, el Ministro, presidente de la Sala II de la Corte, sostuvo que a Cornejo “le molesta nuestra independencia” y añadió que “lo que le interesa es someter a los organismos de control”.

Palermo, uno de los fundadores de Justicia Legítima, grupo de magistrados vinculado al kirchnerismo, negó tener militancia política, y recordó que no ha tenido pasos por la función pública que no haya sido la judicial.

Sobre Cornejo, dijo que “no es la primera vez que me falta el respeto Cornejo. La manera en la que se refiere a mi persona no es la manera en la que se trata a un juez. Lo que le molesta es nuestra independencia”.

Y agregó: “No tengo jefes. Soy un ministro de la Corte. A mí nadie me manda a decir algo o a fallar de tal o cual manera. Evidentemente eso molesta. No soy un juez al que puedan manejar. No digo que con otros jueces pueda pasar eso. Hablo por mí. Ese es el motivo por el que mis hijos y mi esposa están orgullosos. Para mí, es lo más importante”, consideró.

En tanto, sobre la cuestionada designación de Teresa Day en la Corte, expresó a Mdz Online que “el conflicto institucional en el que estamos es grave. Es un conflicto que tuvo un camino institucional que fue respetado desde la designación de la doctora Day. Surgieron cautelares que pretendieron impedir el proceso y la Corte decidió no interrumpir ese proceso y dejar que funcionara democráticamente. Entonces viene la etapa de control judicial de esa designación. Eso es un hecho institucionalmente delicado. ¿Por qué me pareció a mí como presidente que tenía resolver el planteo? Los problemas institucionales se deben resolver con más institucionalidad”.



Comentarios