Isabel Ortiz declaró que las lesiones que tenía su hija se produjeron por accidentes que tuvo el miércoles y sábado.


María Isabel Ortiz declaró este miércoles tras ser imputada por el asesinato de su hija, Naiara, la pequeña de 1 año y 9 meses que falleció el domingo en el hospital Perrupato de San Martín. Ante la fiscal Valeria Bottini, la mujer de 27 años negó los maltratos a la criatura y aseguró que las lesiones se produjeron por los miércoles caídas que tuvo el viernes y el sábado pasados.

La niña tenía 1 año y 9 meses.

Tanto ella, Como su pareja, Luis Miguel Ávila (35), fueron imputados por homicidio agravado por alevosía. Además, a la mujer le cabe también el agravante del vínculo.

Luego de la declaración de Ortiz, Bottini comenzó a indagar a Ávila, aunque este se negó a hablar.




Comentarios