En una publicación de Facebook el hombre manifestó su dolor.


Durante el fin de semana pasado Isabel Ortiz llevó a su hija de un año, Naiara, junto a su pareja, Miguel Ávila, al hospital Saporiti, por lo que aparentaba ser una deshidratación. Lamentablemente la beba falleció a las pocas horas y la autopsia reveló que era victima de violencia física, que le produjeron las lesiones mortales.

El padre de la bebe se expresó en su cuenta de Facebook y dijo: “Mi amor, mi vida, aún no caigo que te me hayas ido, hija. Tenía tanto cariño por darte. Tantas sonrisas por sacarte esperar con ansias, el día de mañana que jugaras con tus hermanitos. Hoy todo eso se derrumbó, pero aun así, hija, siempre vas a tener un lugar en mi corazón con tus hermanos. Te amo, Naiara Trinidad Domínguez. Te amo hija!! Un abrazo al cielo, mi pequeña princesita”.

Diario Los Andes

Junto a varias fotos de Naiara, el padre continuó: “Mi hija querida, mi princesa, después de tanto misterio e incertidumbre acabo de saber de la manera que te arrebataron la vida. Esto no va quedar así, mi amor. Los que te hicieron esto tienen que pagar. Que no sea solo un caso más. Me quitaron un pedazo de mi corazón”.

La autopsia reveló que la víctima, de un año, presentaba: fractura de cráneo , rotura de tres costillas, lesiones en el hígado y en los riñones.

Isabel Ortiz y Miguel Ávila se encuentran detenidos en Rivadavia por el homicidio de Naiara y aún esperan la imputación. 




Comentarios