Para los delincuentes no hay pandemia que valga y mucho menos el aislamiento, cuando el sábado se extinguía, asaltantes se llevaron la recaudación en una estación de servicio.

El atraco se perpetró minutos después de las once de la noche en una expendedora de combustible en Sarmiento y Alberti de Godoy Cruz.

El bombero de 35 años dijo a la policía que ladrones lo tomaron por sorpresa y lo amenazaron con un arma para que les entregara el dinero.

El empelado les dio todo lo que tenía, $4.000 que era lo que había reunido hasta ese momento.

Una vez que se hicieron del efectivo, los delincuentes simplemente escaparon.

La causa por robo quedó a cargo de la oficina fiscal 3 en la comisaría 37 de Godoy Cruz.