El niño de 10 años conducía una camioneta, fue perseguido por efectivos policiales, chocó y fue detenido.


Un menor de 10 años protagonizó un verdadero desastre luego de ser perseguido por agentes policiales en el departamento de Guaymallén, cuando conducía una camioneta. El hecho terminó con una motocicleta y dos móviles policiales colisionados y un efectivo resultó herido en uno de los choques.

El menor manejaba una Renault Koleos. Cuando fue aletado el Centro Estratégico de Operaciones sobre la conducción  peligrosa del menor, personal policial de la Unidad Especial de Patrullaje comenzó la persecución. 

El menor conducía hacia el Este, pasando Costanera hacia el distrito de Sna José de Guyamallén. Fue cuando la policía lo localizó sobre calle Aristóbulo del Valle, iniciando así la persecución.

El menor chocó a un agente en moto a quien le produjo heridas.

Entre calles Moyano y López y Planes, la camioneta colisionó a una motocicleta de la Unidad Motorizada (UMAR). El uniformado terminó herido. Luego el menor impactó a un móvil, giró en U y se dirigió nuevamente por Mitre hacia el Norte. 

Luego, terminó chocando contra uu camión Mercedes Benz. Los policías lo encerraron y debieron romper la ventanilla de la puerta para sacarlo del interior. Los policías trataban de establecer si el vehículo era robado o si se lo había sacado a los padre. El nene fue enviado a la Comisaría 25ª de San José.




Comentarios