Kaamya Karthikeyan tiene 12 años y está en Mendoza junto a su papá. No la dejan subir porque le falta un trámite legal.


Kaamya Karthikeyan, de 12 años, y su papá, Sundaram, viajaron desde la India hasta Mendoza con el objetivo de que la niña haga cumbre en el Aconcagua, pero todavía no puede cumplir su objetivo porque le falta un trámite legal. 

El objetivo de Kaamya, además del placer que siente por el montañismo, es concientizar sobre rol que ocupa la mujer en la sociedad de su país. Quiere llevar un mensaje de esperanza y de lucha. “En la India no es común que a las mujeres se les permita ir a buenas escuelas o hacer actividades extracurriculares deportivas. Por eso, quiero romper con estos estereotipos alcanzando las cumbres o esquiando a los polos”, le dijo a Diario Los Andes.

Por otro lado subrayó que quiere llevar por el mundo el mensaje de que las mujeres deben tener los mismos derechos que los hombres y que se prueben a sí mismas. “He tenido el honor de dar muchas presentaciones en muchas escuelas y es muy motivante. También recibo muchos mensajes motivadores de personas de todo el mundo y de la India en mi página de Facebook. Todos me alientan a seguir escalando”, contó. 

Kaamya tiene un problema para ascender y es que le falta una autorización de un juzgado de familia. Todo menor de 14 años debe tenerlo para ascender al Coloso de América. Mientras los tiempos de la Justicia se dilatan, ella y su papá se muestran optimistas pese a que la expedición con la que iba a subir partió ayer y en 20 días tienen pasaje de vuelta a la India.

Hablemos de récords ​

La preadolescente busca convertirse en la persona más joven en hacer el “El grand slam de los exploradores“, que consiste alcanzar el Polo Norte, el Polo Sur y todas las 7 cumbres más altas de cada continente. ​Ese récord hoy le pertenece a Marin Minamiya, de Japón, que lo hizo a los 20 años. Ella quiere lograrlo antes de cumplir los 13.

Solo 63 montañistas de todo el mundo14 mujeres entre ellos- han completado este desafío a la fecha.

Kaamya ya escaló, acompañada de su madre o de su padre, el monte Kilimanjaro en Tanzania (se convirtió en la niña más joven de Asia en hacerlo); el monte Elbrus en Rusia (así logró el título de la más joven en el mundo en descender esquiando) y el monte Kosciuszko en Australia (por lo que también es la persona más joven en subir tres de las siete cumbres).

Su último logro fue el monte Mentok Kangri II en la India, de 6.262 metros de altura. En tanto, sus próximos objetivos son el Aconcagua, el Monte Denali y el Monte Everest.




Comentarios