Fue encontrado semienterrado, muy golpeado y con infecciones por gusanos. Tiene un frondoso prontuario.


Juan Flores Ortubia, de 29 años, es el hombre que fue hallado este jueves en un baldío de Mendoza tras haber recibido una tremenda paliza, estaba semienterrado y con infecciones por gusanos. Según las primeras informaciones se trató de un caso de justicia por mano propia ya que era buscado por una denuncia de abuso sexual contra una joven de 21 años. Pero no era esta la única causa que pesaba sobre el sujeto que ahora se encuentra en Terapia Intensiva del hospital central, tenía antecedentes por robos, lesiones y adicciones.

​En 2009, Flores Ortubia fue vinculado a una causa por lesiones leves dolosas. En 2010 su nombre se sumó a un expediente por hurto agravado en grado de tentativa. En 2015 fue imputado por robo agravado y en 2016, una causa por lesiones leves. En diciembre de 2019 se libró sobre él una orden de captura por el abuso sexual, informó Diario Los Andes.

Su pasado dejó huella no solo en la Justicia sino también en su cuerpo. Tiene la cicatriz de un puntazo que data de hace unos cuatro años, las marcas en su piel también dan cuenta de que ha participado en varias riñas, tiene politraumatismos por golpiza anteriores. También es adicto a estupefacientes. 

Vecinos justicieros 

Flores Ortubia fue hallado malherido el 30 de diciembre pasado, a las 17.45, pero recién trascendió este jueves, y de acuerdo a las fuentes consultadas no se informó oficialmente antes por “tratarse de una instancia privada”, se excusaron.

Personal de la Comisaría 50° de Godoy Cruz tomó conocimiento tras ser alertados a la línea de Emergencia 911, que en un descampado del Barrio Sol y Sierra, en la zona oeste de Godoy Cruz, se encontraba un hombre en un barranco, desnudo, y muy golpeado.

El sujeto tiene domicilio en la calle Chuquisaca, de Godoy Cruz, y está acusado de sorprender a una chica de 21 años mientras dormía en su precaria vivienda del pedemonte, agarrarla del pelo y arrastrarla a los golpes hasta el comedor, donde la violó y luego se retiró caminando.

Al parecer, los vecinos hicieron “justicia por mano propia”, como se define en la jerga policial. 

El acusado fue trasladado al Hospital Central, se le diagnosticó hematoma subdural derecho (acumulación de sangre en el cerebro) con colocación de un catéter, y con coma inducido, fractura de tobillo izquierdo, contusión en el pulmón derecho, politraumatismos y broncoaspiración.

Si bien oficialmente no se informó de que haya sido violado​, fue la primera información que trascendió este jueves. Además, extraoficialmente en los pasillos del Central se dice que tiene lesiones en la zona del ano. 

El supuesto violador se encuentra en terapia intensiva del nosocomio, con pronóstico reservado, y con consigna policial.




Comentarios