A partir de este miércoles comenzaron a funcionar las fotomultas en distintos puntos de la ciudad. Los primeros trabajos de tránsito se dan sobre las calles de Rivadavia, 12 de Octubre, Güemes, San Juan y la avenida Constitución.

Las mismas comenzaron a implementarse en el marco del Plan Integral de Seguridad Vial que anunció el Gobierno de Guillermo Montenegro. En primera instancia se endurecieron los controles nocturnos de tránsito durante el fin de semana y ahora se pusieron en marcha las fotomultas en estos cinco puntos estratégicos de la ciudad.

En el centro comercial a cielo abierto de San Juan serán desde 9 de Julio hasta Colón, en Güemes desde Gascón a Roca, en Rivadavia desde Buenos Aires hasta la avenida Independencia, en 12 de Octubre entre Edison y avenida de los Trabajadores y en Constitución tendrá una gran extensión desde La Costa hasta Carballo.

Las medidas no son nuevas: son las que implementó, en 2018, el entonces intendente Carlos Fernando Arroyo. A los 5 corredores anunciados, se les sumó otras cámaras ubicadas en distintos sectores con mediciones satelitales, cuyo contrato se aprobó en el HCD.

Las infracciones serán por giro a la izquierda, estacionar en doble fila, cruce de semáforo en rojo y estacionamiento indebido (sobre rampa u ochava).

Las multas, según lo establecido por ley, se calculan en base a Unidades Fijas (UF), cuyo valor se rige por el precio de un litro de la nafta con mayor octanaje, según lo que informa el Automóvil Club Argentino con sede en La Plata. Actualmente, ese valor que se modificar de manera bimestral - por lo que para enero se espera otra suba - ronda en los 91 pesos.

Por cruzar un semáforo en rojo, estacionar en doble fila o realizar un giro indebido, las multas pueden ir desde las 300 UF hasta las 1000 UF, de modo que el costo de estas infracciones oscila entre los $27.300 hasta los $91 mil. El elevado costo se justifica porque la legislación vigente considera que se trata de “faltas graves”.

Estacionar en un lugar no permitido, en tanto, puede ser pasible de una sanción de entre 100 y 500 UF, algo que en términos económicos se traduce entre $9100 y $45.500. En este caso, se trata de una falta “menor”.