Un hombre de 56 años golpeó a su hija de 22 por haber regalado una frazada y cuando la policía fue a detenerlo halló un arsenal de armas en su casa.

El ocurrió este martes por la noche en Fermín Errea al 400 donde la víctima relató que por error había regalado una frazada que la familia tenía a la venta y su padre le dio una golpiza exigiéndole el dinero o la frazada.

Cuando estaba la policía, junto a la víctima, el agresor comenzó a gritar y a manifestarse de manera violenta contra los efectivos que lo redujeron. Al realizar el cacheo de emergencia, encontraron entre sus prendas una pistola 9 milímetros Bersa con el cargador completo.

Su hija confesó que había más armas en la vivienda y los efectivos secuestraron un revolver calibre 38, dos escopetas, 22 proyectiles calibre 36, una carabina y 50 proyectiles calibre 22.

En el caso trabajó el fiscal de Flagrancia Gastón De Marco, quien dispuso el secuestro de las armas halladas en la casa. El agresor fue trasladado a la cárcel de Batán.