Luego de recibir un alerta, desde el COM se comenzó a hacer el seguimiento a través de la ciudad, logrando visualizar su ingreso al Barrio Arenas del Sur. Se dio intervención al personal policial de la Comisaría Segunda, quien encontró la camioneta en cuestión y la restituyó a su dueño original.

A través de las cámaras con lector de patentes se secuestró una camioneta con pedido de captura, que había sido robada en 2020.

Según informaron desde la Secretaría de Seguridad, se recibió en el COM un alerta de una cámara LPR, tras detectar la patente de un vehículo que había sido sustraído el 21 de septiembre de 2020 en Corrientes al 2700 en nuestra ciudad.

Rápidamente, los operadores comenzaron a hacer el seguimiento del vehículo a través de las distintas cámaras instaladas, logrando visualizar su ingreso al Barrio Arenas del Sur. Acto seguido, se dio intervención al personal policial de la Comisaría Segunda, quien procedió a patrullar el barrio, encontrando dicho vehículo en un domicilio particular.

Cabe señalar que el sistema de cámaras LPR consiste en ubicar dichos artefactos en puntos estratégicos, conformando un anillo digital. Básicamente, cuando  ocurre un robo o automotor, el personal policial avisa al COM, donde se carga en la base de datos la patente del vehículo, la marca, el modelo y la forma en que fue sustraído, además de la fecha y el lugar del ilícito.

Si la patente es detectada por una cámara LPR, empieza a sonar un alerta en el COM. Y ahí comienza el seguimiento, procediendo inmediatamente a dar aviso a la fuerza policial, para finalizar con el operativo.

La camioneta en cuestión fue secuestrada y finalmente restituida a su dueño.