Las vacaciones de invierno invitaron a que visitantes de distintos puntos vuelvan a elegir Mar del Plata como destino para disfrutar de las propuestas gastronómicas, recreativas, culturales y deportivas que la ciudad tiene para ofrecer.

“Después de un año muy duro para nuestra ciudad, esto significó un alivio por el movimiento económico y más trabajo para los marplatenses”, indicó el titular del Ente Municipal de Turismo, Bernardo Martín.

En ese sentido, informó que hasta el 1º de agosto arribaron 293.352 visitantes de todo el país -la mayoría de ciudades cercanas- y muchos de ellos se acercaron para pasar el fin de semana. Esto representa solo un 10,9% menos turistas que en 2019, año en el que no existía la pandemia.

La estadía promedio fue de 4,8 noches y la ocupación hotelera global durante el receso fue del 41%, para presentar un pico del 57,4% durante el fin de semana de mitad de vacaciones.

En cuanto al tipo de alojamiento elegido, se destaca la utilización de casas y departamentos propios o de familiares con el 64,9%; seguido por la hotelería con un 22,5% y el alquiler de propiedades con el 12,6%.

En lo referente al medio de transporte utilizado por los visitantes, el automóvil particular representó el 91,7% de los arribos, seguido por el ferrocarril con el 5,1%, medio éste que presentó capacidad completa en todos los servicios ofrecidos durante el período vacacional.