La Municipalidad de General Pueyrredon presentó este viernes el primer mural accesible de la ciudad de Mar del Plata en la Biblioteca Pública Municipal Leopoldo Lugones, ubicada en el Barrio Puerto.

Esta iniciativa impulsada por la Secretaría de Cultura, trata del primero de un grupo de 9 murales realizados en cerámica por estudiantes de la Escuela de Cerámica Rogelio Yrurtia como proyecto de extensión del profesorado de Artes Visuales y Técnicos ceramistas, y que fueron cedidos a la Comuna para el emplazamiento en diversos espacios de la ciudad.

“El proyecto tiene como fundamento embellecer espacios típicos de la ciudad. Esperamos que tanto los marplatenses como los turistas lo puedan disfrutar como nosotros”, detalló Marina Grigera, ex alumna y hoy profesora de la Escuela de Cerámica.

El mural, que constituye la única reproducción del original, consiste en la representación de la realidad local de actividades características de una época de la región: “Tiene una imagen iconográfica que es un hombre tejiendo redes. Cuando se realizó el original había un conflicto con los trabajadores del puerto de nuestra ciudad”, aseguró Grigera.

Es importante destacar, que bajo la premisa de que todas las personas puedan disfrutar y vivenciar el arte y la cultura, el emplazamiento del primer mural en cerámicas en el marco de este proyecto, cuenta con diversas pautas de accesibilidad que se tuvieron en cuenta especialmente en lo que hace a las condiciones sensoriales y de movilidad.

Al respecto, Vanesa Morales, directora del establecimiento, sostuvo que: “Cuenta con un código QR que va a invitar a todos a un recorrido audiovisual y tecnológico de todo lo que es la historia del mural y los artistas marplatenses, que a lo largo de esta gestión, iremos plasmando en murales de nuestra ciudad. Los invitamos a navegar en este espacio tecnológico para aprender y conocer más de nuestro arte y nuestra cultura”.

Historia del proyecto

El desarrollo de esta serie de murales se inició en 2004 y se extendió a lo largo de cinco años en los cuales se completó la reproducción de obras de tres destacados artistas plásticos: Ítalo Grassi, José Solla y Ricardo Marcangeli.

Entre los años 2008 y 2009 comenzó la realización del proyecto de reproducción de la obra “Hombre tejiendo redes” de Ítalo Grassi, de la mano de estudiantes y docentes de la Escuela de Cerámica que, hoy en 2020, se logró colocar en el espacio público.

El mural que mide 1,80 x 1,60 mts. y se realizó íntegramente con los materiales de la Escuela, cuenta con 72 baldosas esmaltadas de 20x20 centímetros, que fueron horneadas a 1020 grados. Poseen gran durabilidad, por lo cual están preparadas para soportar las inclemencias del tiempo y la invasión de cualquier material abrasivo.

También se implementó un gran trabajo de búsqueda para la conservación del color original.

Para su colocación colaboraron dos empresas de la región.

De esta manera, a través de la Dirección General de Patrimonio Cultural y Programas Comunitarios, se decidió la inclusión de una réplica con adaptación táctil, un nomenclador en tinta y Braille y un código QR que remite al sitio oficial de la Municipalidad y que contiene la descripción del proyecto y de la obra artística tanto en texto y como en audio.

Además, y dado que la Biblioteca Leopoldo Lugones ya cuenta con rampa para personas con movilidad reducida, el acceso a esta obra artística resulta amplia y cuenta con características que la hacen única en cuanto a la universalidad del acceso.

Cabe destacar, además, que todas las obras que forman parte de este proyecto, y que inició con la reproducción del mural de Grassi, fueron seleccionadas por contar con motivos de actividades propias de nuestra región, emparentadas con la idiosincrasia y los modos de vida de estas latitudes, de manera que será una oportunidad para que muchas personas se vinculen por primera vez con algunos factores que hacen a la vida cotidiana de nuestra región, como por ejemplo las actividades vinculadas con el trabajo en el puerto y su representación a través del arte.