Un insólito ataque de ira tuvo lugar este miércoles por la tarde en una sucursal de mercados Toledo ubicada en la vecina localidad de Santa Clara del Mar. Un hombre de 26 años arrojó mercadería por todo el lugar, amenazó de muerte al cajero que lo atendió y rompió la vidriera con un cascote.

Una de las exigencias para circular en pandemia es el uso obligatorio de barbijo o tapabocas, una medida que se adoptó por decreto luego del inicio de contagios de coronavirus. Aunque algunas personas se nieguen a su uso, los empleados de comercios y personal de seguridad se ven en la necesidad de exigir su implementación.

Una de las sucursales de la firma marplatense terminó con serios daños luego de una discusión entre un cajero y un cliente. Ocurrió en un mercado de Santa Clara, situado sobre la Avenida Acapulco y Punta Lara.

Un hombre terminó preso por amenazas de muerte y dañoPolicía Comunal de Mar Chiquita

El cliente del local ingresó al comercio sin el barbijo pero al momento de abonar su compra, el cajero le pidió que se lo colocara y este se negó, luego se inició una discusión que terminó con una reacción violenta de parte del comprador.

Ante la insistencia del empleado, el hombre de 26 años arrojó toda la mercadería y lo amenazó de muerte. Posteriormente salió del local y arrojó piedras al comercio, provocando la rotura del cristal de la vidriera.

Un hombre terminó preso por amenazas de muerte y dañoPolicía Comunal de Mar Chiquita

Personal de la Comisaría Segunda de Santa Clara redujo al agresor y logró detenerlo. Por su parte, la Fiscalía de Flagrancia, a cargo del Dr. De La Canale, ordenó su traslado a la Unidad Penal 15 de la cárcel de Batán bajo los cargos de daños y amenazas.