El dueño de la firma "El Cóndor" Pablo Villar consideró que trabaja "entre un 10% y 20%" de lo que trabajaba antes.


En medio del aislamiento social, preventivo y obligatorio por el coronavirus, sumado al comunicado que emitieron desde el Sindicato de Panaderos de Mar del Plata “en alarma” por la crisis económica, el dueño de la firma “El Cóndor” consideró que trabaja “entre un 10% y 20%” de lo que trabajaba antes.

El propietario de la cadena de panaderías, con ocho sucursales en Mar del Plata, dijo al sitio Loquepasa que “es una situación muy compleja, mi objetivo es que a ninguna de las personas que trabajan conmigo les falte dinero durante la cuarentena, sostener las fuentes de empleo todo lo que se pueda y posponer pagos de impuestos, aunque se hace muy difícil”.

El comerciante gastronómico graficó que “se trabaja entre un 10 a 20% de lo que se trabajaba antes”.

“Básicamente mi idea es que todo lo que se recauda va destinado a sueldos. Buscamos pagar porcentajes de alquiler y hablar con los proveedores”, precisó Villar.

El titular de la casa de panadería y repostería de Mar del Plata reveló que tomará créditos para poder afrontar los costos básicos para mantener la actividad y remarcó que “hubo una buena recepción del delivery, pero no es lo mismo”.

En tanto, se refirió a la necesidad de “permitir el consumo interno dentro de la ciudad”, continuando con el cierre de los accesos aunque flexibilizando más a los sectores del trabajo.




Comentarios