La víctima visitó a su ex pareja, la acosó, provocó disturbios en la puerta de su casa y quiso escapar de la policía.


Un hombre de 37 años murió en medio de una persecución policial que se inició porque había acosado a su expareja, en un barrio del Puerto de Mar del Plata.

La víctima, identificada como Nicolás Paneta, llegó el domingo pasado a la casa de su expareja en Figueroa Alcorta y Magallanes donde comenzó a pedirle a los gritos que retomaran la relación y protagonizó disturbios.

Según publicó el sitio de Radio Mitre, cuando el hombre rompió un vidrio y continuó con las amenazas la propietaria de la casa llamó al 911, los efectivos llegaron rápidamente al lugar y lo demoraron.

Cuando el personal policial arribó al lugar, le solicitaron el DNI y su permiso. Mientras comprobaban los datos, el hombre salió corriendo, dando inicio a una persecución por las calles.

En medio de la persecución, mientras Paneta corría por la calle se resbaló, golpeó contra un chasis que estaba estacionado en el lugar y se clavó un fierro en la zona intercostal que le provocó la muerte.

Desde el Ministerio Público Fiscal se ordenó que las actuaciones queden a cargo de la Asesoría Pericial.




Comentarios