"Si los políticos y funcionarios de turno siguen cometiendo injusticias o no trabajando a favor del pueblo, siempre vamos a estar denunciando estas cosas", señaló Marcos Moyano.


El director de teatro Marcos Moyano protagonizó una tensa situación en el escenario de la entrega de los Premios Estrella de Mar, cuando acompañado por sus dos hijos, simuló que se realizaba un corte en el brazo, a modo de protesta contra la ausencia en la ceremonia de su mamá Viviana Ruiz, directora del centro cultural “El Séptimo Fuego”.

Moyano, quien había ganado el premio por la dirección de la obra “La mueca”, señaló que habian recibido una llamada anónima que les había dicho que “lo que queremos es que Viviana Ruiz no esté en el escenario de los Estrella. Yo soy hijo de ella, y en mis venas corre la sangre de Viviana Ruiz”.

“Si los políticos y funcionarios de turno siguen cometiendo injusticias o no trabajando a favor del pueblo, siempre vamos a estar denunciando estas cosas”, agregó.

Ante el aplauso del público, Moyano señaló que lo iban a hacer por sus hijos, “que están aquí presentes, los hijos de nuestros hijos, y todos los hijos de todos los hijos. Por mis venas corre la sangre de Viviana Ruiz”, y acto seguido, sacó un cuchillo de considerables proporciones, que llevaba envuelto en un trapo, y se lo pasó por el brazo, mientras el conductor de la ceremonia intentaba frenarlo.

Tras simular el corte, Moyano tomó de la mano a su hija, y su hijo lo acompañó detrás, ante la mirada estupefacta de los actores y público presentes.

Según consignó el diario La Capital, Moyano contó posteriormente que se trató de una actuación.




Comentarios