El presidente del Concejo Deliberante de General Pueyrredón, Ariel Martínez Bordaisco (UCR), anunció este miércoles que los miembros de ese cuerpo congelarán por 180 días sus salarios, reducirán la cantidad de asesores y bajarán a menos del 50 por ciento el presupuesto destinado al personal político.

Las definiciones surgieron al cabo de un encuentros realizado entre Martínez Bordaisco y los presidentes de todos los bloques del Concejo, y durante la cual se acordó avanzar en "la necesidad de reestructurar el cuerpo legislativo local", según se informó oficialmente.

Los concejales marplatenses coincidieron en la necesidad de imitar la decisión que tomaron la Cámara de Senadores y Diputados de la Nación, en cuanto al congelamiento salarial, que en este caso regirá solo para los ediles.

Mientras tanto los jefes de bloque acordaron que cada concejal podrá tener un máximo de nueve asesores.

Además habrá un recorte en el presupuesto destinado al personal político "del 88% que se destinaba el año pasado, pasará al 49%, lo que significa una reducción de 15 millones de pesos" dijo una fuente que integra el Concejo Deliberante (HCD) de General Pueyrredón.

El intendente Guillermo Montenegro y su Gabinete habían sido los primeros que avanzaron en el ajuste del gasto político, al bajar sus dietas un 20 y un 15% respectivamente.