Referentes sociales señalaron que la sanción de la Emergencia Alimentaria "fue una jugada política" porque aún no se suministró alimentos a comedores ni merenderos.


Integrantes de diferentes organizaciones sociales protestaron este jueves frente a la municipalidad de General Pueyrredón, en el centro de Mar del Plata, bajo la consigna “El hambre no puede esperar” y reclamaron un bono de fin de año, canasta navideña y aumento para los programas sociales, como parte de una Jornada de protesta Nacional.

“Como venimos denunciando, el todavía presidente Mauricio Macri, pese a tener las herramientas suficientes e incluso el aval del Congreso para implementar la emergencia alimentaria, no tiene la decisión de asistir a las familias más necesitadas”, afirmó Rodrigo Hernández, integrante de Barrios de Pie.

Hernández explicó que “en octubre, la canasta básica alimentaria aumentó 700 pesos, y la canasta básica total, más de 1.500 pesos, mientras que el Salario Social Complementario solo aumentó 500 pesos. Por otro lado, el aumento de la AUH previsto para diciembre es nada más que de 200 pesos”.

El dirigente, que manifestó que la protesta se lleva a cabo en varias ciudades del país, sostuvo que “la situación social se agrava día a día. El aumento del precio de los alimentos se suma a que desde el gobierno se han dado respuestas puntuales previas a la elección y, como si no hiciera falta comer todos los días, esos refuerzos no han sido previstos para noviembre ni diciembre”.

Hernández sostuvo que la sanción de la Emergencia Alimentaria “fue una jugada política” porque aún no se suministró alimentos a comedores ni merenderos comunitarios ni escolares de los barrios más necesitados, y remarcó la importancia de poder contar con el bono de fin de año y la canasta navideña, “que necesita reforzarse” debido a la “doble necesidad de la gente por la crisis”.




Comentarios