El religioso apostó por seguir trabajando para construir un país mejor y agregó que la democracia hace bien.


El obispo de la Diócesis de Mar del Plata, Gabriel Mestre, se mostró “esperanzado” por el recambio de autoridades políticas municipales, provinciales y nacionales del próximo 10 de diciembre.

El religioso apostó por “seguir trabajando para construir un país mejor” y agregó que “la democracia hace bien” en su paso por el programa Estudio Político de Canal 10 de Mar del Plata.

“Estoy esperanzado, sin dejar de lado lo que se pronostica en base a las dificultades que tiene el país y que podrían venir uno o dos años convulsionados”, expresó Monseñor Mestre.

El obispo también reveló que hizo una amplia convocatoria a ONGs, asociaciones civiles, movimientos sociales y cooperativas para hacer una agenda de prioridades de la ciudad y “entregarle a los gobernantes como así presionarlos para que las cumplan”.

Para el futuro, Mestre consideró que el “desafío de la Iglesia Católica en este momento es anunciar a Jesucristo al mundo de hoy, que está muy cambiante y dinámico”.




Comentarios