El era un soldado conscripto, resistió en Malvinas y salvó a más de ciento veinte soldados, por lo que fue condecorado


“Los británicos no podían creer que era un único soldado el que los frenaba disparando” Él sólo frenó una avanzada británica y le permitió replegarse a 120 compañeros. “Disparé desde todos lados”, señala en cada entrevista. Es el único civil de la historia con la máxima condecoración, la Cruz la Nación Argentina al Heroico Valor en Combate. Y otro dato curioso es que cuando la recibió era analfabeto.

Oscar Poltronieri en su recuerdo de las batallas libradas

“Mis compañeros contaban lo que había hecho, yo relaté cómo había escapado, pero cuando los ingleses contaron cómo alguien los frenaba disparándoles, ahí me dieron la medalla“, asegura.

La Guerra de Malvinas llevó a la batalla a miles de jóvenes conscriptos que lucharon fusil en mano contra las entrenadas tropas británicas. Entre los colimbas, muchos destacaron y pusieron en juego su valor y su vida por sus compañeros, pero entre todos ellos uno en particular demostró de lo que podía ser capaz.

Recuerdo de su paso por el campo de batalla

El soldado Oscar Poltronieri era el encargado de utilizar una ametralladora pesada MAG como integrante del Regimiento de Infantería Mecanizado 6 de Mercedes. En una de las últimas batallas de la guerra, él solo demoró el avance de los ingleses mientras sus compañeros se replegaban seguros. Su valor fue premiado, es el único civil de la Historia argentina que recibió la más alta condecoración. Tras la Guerra de Malvinas sólo 20 combatientes recibieron la Cruz La Nación Argentina al Heroico Valor en Combate, Poltronieri es el único conscripto.

 Ya era mitad de junio en Malvinas, al igual que las tropas inglesas, y el cerco de fuego se acercaba hacia Puerto Argentino, Poltronieri y su batallón se vieron cara a cara con el enemigo. “Mataron a un compañero que operaba otra MAG, me agarró una bronca… entonces me quede solo. Replegué una compañía mientras yo sostenía a los ingleses“, en pocas palabras Poltronieri resume cómo le salvó la vida a más de 100 compañeros.

La superioridad numérica y técnica de los ingleses hacía que no detuvieran su paso. Mientras las tropas argentinas replegaban desde los cerros hacia la capital de las islas, continuaban disparando. Los morteros británicos impactaban entre los soldados que regresaban a Puerto Argentino. “Disparaba y me replegaba, y volvía a disparar. Tiré desde el cerro Dos Hermanas, desde el monte Longdon y monte Tumbledown. Los ingleses nunca supieron que era uno sólo“, afirma orgulloso.

Un recorrido por los momentos más importantes de su carrera

Dos días después de que sus compañeros se replegaran y lo dejaran como única cobertura, reapareció en Puerto Argentino sin un solo rasguño. “Me dieron por muerto tres veces, pero las tres reaparecí tirando otra vez. Cuando volví al cementerio, donde habían replegado mis compañeros, no lo podían creer. Tuve un dios aparte”.

Poltronieri se transformó en el héroe de los soldados y el Congreso Nacional lo condecoró. Sin embargo, no pudo leer lo que decía la cruz que le entregaban, Poltronieri no sabía leer ni escribir. Las notas que se escribieron sobre sus acciones las pudo leer recién hace pocos años cuando ingresó a la escuela. 

Oscar Poltronieri volvió a Malvinas para filmar el documental El Héroe del monte Dos Hermanas

Durante los noventa, el municipio de General Rodríguez le entregó una casa, pero un concejal lo invitó a firmar unos documentos que él no supo leer. Firmó la entrega del inmueble al concejal y quedó en la calle. Con el paso de los años el Municipio de Mercedes le cedió un lote donde hoy busca levantar una casa prefabricada. Trabaja en el Hospital Militar de Campo de Mayo y es un referente sobre los soldados que combatieron en Malvinas.

“Damos charlas en colegios, programas de televisión, notas. Además trabajo en una película“. Es la segunda película donde trabaja como él mismo. La primera es el documental El Héroe de Monte Dos Hermanas, donde se muestra su regreso a su posición en las islas, luego de más de dos décadas de haberla abandonado.

Sueña con el día en que pueda regresar a las Islas Malvinas para establecerse y empezar de nuevo como un habitante de las frías islas del sur.






Comentarios