Con esta reforma se busca disuadir a los infractores, colaborar con la conservación y manejar eficientemente los recursos en aguas de esta parte del Atlántico Sur y aguas circundantes a Malvinas.


Tanto el Canciller Felipe Solá, como el Secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Daniel Filmus, celebraron la reforma de la Ley Federal de Pesca (Ley 24.922), donde se firmó la actualización de las multas a pesqueros infractores.

Reforma de la Ley Federal de Pesca permitirá fortalecer el trabajo conjunto de varias áreas del gobierno.

Felipe Solá afirmó que la sanción de la ley que aumenta las multas para la pesca ilegal, lo cual “constituye un paso más en la defensa de la Soberanía Nacional” y “evitará el saqueo” del Mar Argentino.

Solá agregó que la nueva norma “fortalecerá también el trabajo de la mesa que se ha conformado con los ministerios de Defensa, de Seguridad, de Agricultura y la Cancillería, con el objetivo de defender nuestra presencia soberana y actividad económica, y proteger los recursos naturales de los argentinos”.

Los cánones aplicados a las sanciones que reprimen la actividad ilegal de pesca venían con una vigencia desactualizada, ya que se venía aplicando el valor establecido en el año 1998.

La nueva ley “incorpora un régimen de multas variable basado en unidades de valor relacionadas al costo del combustible, con montos equivalentes que van de los 500 mil litros a los 3 millones de litros de gasoil, de acuerdo a la gravedad del delito, con un piso de 25 millones de pesos y un techo de 150 millones de pesos, considerando los valores de mercado actuales”, precisó la Cancillería.

En el caso de embarcaciones extranjeras, la pena aplicable será la más alta. Se podrá disponer de la captura de la embarcación, retención de la misma en puertos argentinos, iniciación de sumario y pago de multa. También, el infractor, deberá pagar todo el costo del operativo de captura en el cual el Estado Nacional haya invertido.

invertir en medios para la Defensa y Seguridad Nacional sería uno de los pasos fuertes para lograr el control efectivo de las aguas jurisdiccionales argentinas.

Por su lado, Daniel Filmus dijo que “Elevar las sanciones y multas a quienes ejerzan la pesca ilegal en aguas argentinas significa defender los recursos de los 45 millones de argentinos y argentinas“, y agregó que el “consenso alcanzado” en torno a la iniciativa, evidencia “la importancia de consolidar nuestra soberanía con políticas de Estado a largo plazo“, al reafirmar el camino trazado por el presidente de la Nación en sus discursos de asunción y de apertura de las sesiones legislativas.

“Por ese motivo consideramos un aporte al fortalecimiento de nuestra democracia el acuerdo logrado en el Congreso Nacional, donde recientemente fueron sancionadas por unanimidad las leyes de creación del Consejo Nacional de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas y de demarcación del límite exterior de la plataforma continental argentina”, concluyó.

La pesca ilegal en aguas argentinas crece diariamente. Los principales depredadores provienen de la zona oriental de Asia.




Comentarios