Así lo indicarían eventos prehistóricos en el canal Malvinas y estarían provocados -según los científicos- por deslizamientos de tierra submarinos.


Las Islas Malvinas están en riesgo de tsunamis causados por deslizamientos de tierra bajo el agua, según la evidencia de eventos prehistóricos encontrada en el denominado canal Malvinas, al sur del archipiélago ubicado en el Atlántico sur.

Los deslizamientos de tierra están en la misma ubicación y los científicos dicen que el Frente Subantártico, una rama de una de las corrientes más fuertes de la Tierra, estaba detrás de la formación de los deslizamientos de tierra, según los científicos de la Universidad Heriot-Watt y el Servicio Geológico Británico.

Estos deslizamientos provienen de una deriva que se formó cuando fuertes corrientes, de hasta 50 millones de metros cúbicos de agua por segundo, empujaron sedimentos en la ladera continental, a 400-1000 metros bajo el agua. En ese caso se produciría un punto de inflexión y causaría un deslizamiento de tierra.

Riesgo de tsunami en Islas Malvinas

El sedimento se ha acumulado nuevamente en el sitio, llamado Burdwood Drift por los investigadores, donde el fondo marino es tan empinado que colapsará nuevamente, pero no pueden decir cuándo.

La mayoría de los tsunamis más grandes son causados directamente por grandes terremotos. Sin embargo, los deslizamientos de tierra también han provocado olas de tsunami, incluido el tsunami de Papúa Nueva Guinea de 1998, el derrumbe prehistórico de Storegga que inundó Escocia hace unos 8.000 años y más recientemente en 2018, en Sulawesi en Indonesia.

El Dr. Uisdean Nicholson, un geólogo sedimentario de la Universidad Heriot-Watt, dijo: “Utilizamos datos sísmicos para ver las diferencias en la densidad de los sedimentos en alta mar. Esto nos permitió visualizar los cuerpos sedimentarios maravillosamente en tres dimensiones, similar a una ecografía de la Tierra. Si piensas en cómo se ven las consecuencias de un deslizamiento de tierra, es lo mismo bajo el agua. Imagina un enorme volumen de lodo, arena y bloques de roca del tamaño de un km que caen en cascada sobre el fondo del océano. Los grandes deslizamientos de tierra desplazaron alrededor de 100 km3 de sedimentos, eso es suficiente para enterrar una ciudad del tamaño de Edimburgo bajo 400m de material”.

“Pero también encontramos evidencia de deslizamientos de tierra más pequeños que generaron decenas de kilómetros cúbicos de material y ocurrieron con más frecuencia. Estos aún proporcionarían un peligro real”, añadió este científico, cuyo estudio se publica en Marine Geology.




Comentarios