Ante el regreso a la presencialidad en las escuelas, la Municipalidad de Maipú lleva a cabo el programa Reconstruir por el cual profesionales de la educación brindan talleres para ofrecer acompañamiento, ayuda y contención psicológica a estudiantes y sus familias.

//Mirá también: Joven estudiante mendocina crea increíbles obras de arte surrealista en Maipú

Cabe destacar que este proyecto fue votado por los vecinos en el marco del presupuesto participativo.

Desde la comuna explicaron que el objetivo es acompañar a los jóvenes estudiantes en la vuelta a la presencialidad en las escuelas. Así como identificar aquellas dificultades de aprendizaje que pueda haber traído aparejadas la pandemia. El proyecto está destinado a nivel inicial, primario y secundario.

En principio se desarrolla en las escuelas Valle de las Barrancas, Juan Bautista Silva, Pascual Toso, Antonio Luis Berutti y en Huarpes de Barrancas. Beneficia a cerca de 500 estudiantes y sus familias. Cada una de los establecimientos ya cuenta con el cronograma de actividades correspondiente a cada día.

“Poder generar este acompañamiento es priorizar la educación, es brindar herramientas de apoyo y abordaje emocional en los procesos de aprendizaje, sobre todo en estos tiempos de pandemia. No sólo para jóvenes estudiantes sino también para las familias”, destacó por su parte el intendente Matías Stevanato.

Virtual y presencial

Los talleres, que comenzaron hoy, tienen una duración de 1 hora y serán 80 aproximadamente, se realizan de manera virtual o presencial dependiendo de cada escuela. Se tiene previsto que terminen en diciembre.

Durante los mismos se abordan temáticas como detección, identificación y conocimiento de las problemáticas escolares, interpersonales y emocionales que dificultan el proceso de aprendizaje escolar.

//Mirá también: Vino y yoga: la combinación ideada por Maipú para sus vecinos

Así mismo, se trabaja en conjunto con padres y madres de estudiantes. Los temas a tratar serán el acompañamiento a sus hijos, la importancia de la escolaridad, el respeto, los vínculos y los duelos transitados, entre otros.

El proyecto surgió como una propuesta del Presupuesto Participativo de la comuna, comúnmente llamado PAR. Gracias a los fondos municipales, los vecinos pueden votar y elegir aquellas acciones que consideren más importantes a realizar.