Diego Exequiel Ansuini es Licenciado en Comunicación social, comerciante, fotógrafo, videógrafo y cantante. El lasherino comenzó a tributar a Abel Pintos en enero de este año.

En 2009 participó de Operación Triunfo, y de más de 1500 participantes de todo Cuyo, quedó preseleccionado entre los 15 primeros, junto a Cristian Soloa, Johana Quinteros y Juliana Castro.

El cantante imitador de Abel Pintos conversó con Vía Mendoza sobre su historia y relación con la música, y cómo de “boca en boca, y de institución y productor”, ha llegado a ser reconocido en poco tiempo.

La preadolescencia, etapa en la que comenzó a “romper” con su timidez

“Amaba el fútbol, era tímido y conocí el amor por el canto a los 13 años”, contó Diego sobre su niñez.

El lasherino recordó que durante la siesta, mientras sus padres dormían, “ponía un CD de Luis Miguel o de Backstreet Boys y lo escuchaba entero cantándolo en voz bajita”.

A los 15 años comenzó a cantar Sin Bandera y Luis Fonsi, y a los 16 formó su primera banda de punkpop haciendo covers de Green Day. “Ahí comencé a romper con mi timidez”, reconoció el artista.

El tercero de 4 hermanos, escolta nacional en la secundaria, y provincial en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, participó en Operación Triunfo 2009. “De más de 1500 participantes de Cuyo, quedé preseleccionado entre los primeros 15″, rememoró.

Etapa de profesionalización y crecimiento vocal

Diego Ansuini confesó que el “proceso intenso de mejoría y crecimiento en su voz” fue a los 19 años.

Durante un año y medio hizo fonoaudiología y luego tomó clases de canto: “por primera vez empezaba a cantar sin imitar a otros artistas, apreciando y valorando mi voz”, contó.

En ese periodo, hizo el pre universitario de Canto Popular en la Facultad de Música, pero luego cambió de rumbo. Entonces, fue parte de dos o tres coros, uno de ellos de la Universidad de Mendoza a cargo de la magíster Silvana Vallesi.

Fue coucheado una vez por Pablo Ramírez, jurado de Operación Triunfo; tómó clases de canto con Lorena Miranda, participante de Cantando por un Sueño en Showmatch; y luego su profesor fue Mariano Leotta, cantante de La Traviatta y ex Di Tenore.

Tributo Abel Pintos: su gran parecido y el Teatro Imperial

Diego confesó a Vía Mendoza: “nunca quise hacer un tributo”. Tenía el ideal de que lo conozcan por su voz y su propia música, “ya que soy compositor”, comentó.

A pesar de sus aspiraciones, la gente se lo pidió: hace más de 12 años comenzaron a señalar su parecido con Abel y al principio “me era indistinto, luego me reí, y hubo un tiempo que me molestaba por la cantidad de referencias”, recordó.

Los siguientes años lo aceptó. Su voz seguía creciendo en rango y potencia: “fácilmente podía imitar su voz (la de Abel Pintos)”.

Igualmente, el artista quería ser reconocido por su nombre. Por varios años “lo viví con mi último proyecto de banda”: DR CLANK, disponible en todas las tiendas musicales, que estuvo presente en vendimias departamentales y festivales.

Diego contó que, a pesar del esfuerzo, la casi nula trascendencia del proyecto sumado a los efectos de la pandemia, lo llevó a considerar a mediados del 2021 que era “hora de empezar de nuevo”.

“Eso fue lo que hice con Tributo Abel Pintos”, explicó el cantante. El proyecto nació en septiembre del año pasado y se lanzó al público en enero de 2022.

“Lo que he experimentado en tan solo tres meses ha sido muy lindo y con puertas abiertas, lo que me da más convicción de que hoy este es el camino en mi carrera musical”, se expresó el artista lasherino.

“No tuve que cambir mucho el look”, dijo entre risas. “Mis entradas capilares venían siendo cada vez más evidentes” y ya estaba experimentando con dejarse la barba muy larga “onda hipster”, contó Diego.

Eso sí, “tuve que pelarme y rebajarme la barba a una onda más Abel”, reconoció. Y con respecto a su parecido físico, Diego explicó que es gran parte óseo y que eso influye en los resonadores de la cabeza, por lo que “puedo lograr un parecido vocal”.

Con respecto a la réplica de los outfits, algo nuevo para Diego: “nunca pensé que andaría e eventos con saco y sombrero, pero la verdad es que estoy muy a gusto”, dijo con certeza.

La particularidad de sus shows: solista, dúo, íntimo, banda, combinando canciones en formato acústico y con pista. “Voy lookeado, interactúo con el público y siempre regalo unas canciones de más”, detalló el imitador de Abel.

De “boca en boca”, y de institución y productor, en este corto plazo “logramos una fecha única en el Teatro Imperial para el 18 de Junio”, con una banda completa y un show de muchas canciones.

Giuliana Pilot, virreina nacional de la Vendimia 2022, junto a Diego Ansuini, cantante tributo a Abel Pintos. Foto: Instagram/tributoabelpintos

Además, el 21 de mayo estará como invitado especial para el Desfile Real de la Comisión de Reinas de Maipú en el mismo lugar. El cantante adelantó que “hay rumores de un teatro más grande” para el segundo semestre.

El artista, quien no vive de la música aunque es su sueño, reflexionó: “Amo la idea de que mi vida en la Tierra sea cultivar, transmitir e impregnar de música mi entorno y el mundo por conocer”.

Y el Abel mendocino, Diego Ansuini, cerró: “anhelo con el alma experimentar tanto esa máxima de vida, que el dinero no sea un problema”.

¡Queremos contar tu historia! Nos interesa lo que tenés para contarnos, escribinos a historias@viapais.com.ar y un/a periodista de nuestra redacción se va a comunicar con vos.