En el marco de la llegada de la temporada de verano, y una vez abiertas ya las fronteras de la provincia de La Rioja, te contamos algunos de los lugares más pintorescos para ir a pasear junto a la familia, siempre y cuando se cumpla con los requisitos impuestos por el Gobierno para ingresar a la provincia.

En consideración de que en el aeropuertos se realizará un control médico obligatorio, y de la presentación del certificado de PCR o Test rápido de antígenos con resultado negativo menor a 72 hs, todo aquel turista que quiera asistir a la provincia, podrá hacerlo sin problema.

Algunos de los lugares para pasear, y llevarse consigo hermosos recuerdos de paisajes relajantes, son los siguientes:

Talampaya

El Parque Nacional Talampaya se encuentra ubicado en el centro-oeste de la provincia de La Rioja, y fue creado con el objetivo de proteger importantes yacimientos arqueológicos y paleontológicos de la zona y ocupa 213 800 ha. En él se puede realizar la excursión “Los Balcones de Talampaya”, que permite, luego de una caminata de baja dificultad llegar hasta un alto mirador que ofrece vistas panorámicas. Es como ver el parque desde su propio techo.

Quebrada de los Cóndores

Se trata de una zona de reserva ecológica “Sierra de Los Quinteros”, que se encuentra en cercanías del paraje Puesto Santa Cruz en el departamento General Ángel. En el lugar, se puse realizar la cabalgata (o caminata) que transcurre entre enormes rocas, pastizales y arroyos. En él, existe un mirador en el que se visualiza una quebrada infinita. “No hagan ruido y los cóndores van a venir”, es el lema del lugar para poder visualizar a las aves.

La mina La Mejicana

Se trata de una mina aurífera ubicada en el Cerro Famatina a 4600 msnm a 34 km de la ciudad de Famatina en la provincia de La Rioja, donde se encontraba oro y plata, entre otros metales. Funcionó a principios del siglo XX. Es la estación final del cable carril que permitía transportar los metales extraídos del cerro Famatina hasta Chilecito.