Fue en la zona de Alpasinche, por la ruta 60. Le hurtaron un celular y las llave a un efectivo.


Durante un operativo de rutina en la localidad de Alpasinche, en el departamento San Blas de Los Sauces, se le realizó un test de alcoholemia a un joven identificado como Gabriel Nazareno Morales (31), quien se conducía en un automóvil Ford Focus color gris, el cual dio como resultado negativo, y luego continuó con su marcha. El mismo iba acompañado de otros cuatro hombres, de entre 22 y 26 años, todos oriundos de la localidad catamarqueña de Tinogasta.

El efectivo que realizó el test, luego se percató que, en un descuido, Morales le había sustraído un teléfono celular Samsung J1, siendo el corporativo de la Dirección de Seguridad Vial de la Policía y la llave de un vehículo marca Renault modelo Megane, propiedad de otro agente de la fuerza. Por tal motivo, de inmediato se dio aviso a la Policía de Aimogasta (departamento Arauco), puesto que los jóvenes habían salido en dirección a esa ciudad.

Pocas horas después, siguiendo la descripción del vehículo buscado, un móvil de Seguridad Vial logró demorar a estas personas cuando circulaban por la Ruta Nacional Nº 60, en el kilómetro 1216 aproximadamente.

Luego, demoraron a los cinco ocupantes del automóvil, y con la autorización del fiscal de turno, el doctor Flores, los policías le requisaron sus pertenencias al conductor, de apellido Morales, no pudiendo encontraron los elementos denunciados. Sin embargo, cuando revisaron al acompañante, identificado como Marcos Martínez, le secuestraron el teléfono celular robado, aunque no la llave buscada.

Finalmente, el fiscal ordenó la detención de Morales por ser el presunto autor del delito de “hurto”, mientras que Martínez quedó sindicado por “encubrimiento” del hecho, y fueron trasladados a la comisaría de San Blas. Por su parte, los otros tres jóvenes, fueron liberados para continuaran viaje.




Comentarios