Un hombre de Etcheverry, de apenas 28 años murió la semana pasada, víctima del hantavirus. Sin embargo, el diagnóstico se conoció recién en las últimas horas. Familiares del fallecido y autoridades sanitarias indicaron que se encendieron las alertas ante la proliferación de roedores en la zona donde se encontraba la vivienda del paciente.

También indicaron que cerca de la casa se había detectado la presencia de roedores. El caso conmueve a la zona oeste de La Plata, ya que la víctima es Juan Cruz Fernández, un reconocido dirigente del club Unión Vecinal de esa localidad.

Un joven de La Plata murió por hantavirus

Allegados del joven indicaron que empezó con un malestar muscular el 26 de noviembre, y desde entonces pasó por varios centros asistenciales donde se evaluaron otras patologías, desde COVID-19, descartado por hisopado, hasta gripe y anginas rojas. La situación se agravó con el correr de los días con otros síntomas, como fiebre, nauseas y dolor de cabeza.

El caso encendió todas las alertas sanitaria ya que se encuadraría en un incremento de la circulación del ratón que transmite la enfermedad en esa zona. Pese a ello, las fuentes sanitarias indicaron que la cantidad de pacientes registrados con esa enfermedad no excede los normal y atribuyen la proliferación de roedores al encierro de un año producto de la pandemia y a la proliferación de microbasurales en algunas zonas.

Qué es el hantavirus

Es un virus que produce una enfermedad viral aguda grave. Los ratones silvestres eliminan el virus por la saliva, las heces y la orina y lo pueden transmitir a las personas. La principal característica de estas especies es tener una cola muy extensa. Es por esto que se los llama “colilargo”.

En Argentina se han identificado cuatro regiones endémicas: Norte (Salta, Jujuy), Centro (Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos), Noreste (Misiones) y Sur (Neuquén, Río Negro y Chubut).