Sebastián el Gallego Méndez, ayudante de campo del Diez, contó algunas intimidades del Lobo.


Sebastián Méndez, ayudante de campo de Diego Armando Maradona en Gimnasia, dialogó en Líbero y se refirió a su presente al lado del Diez y a su formación como entrenador observando a Jürgen Klopp.

“Diego, llega a entrenar y dice ‘sentí el olor a pasto que hay, vamos a entrenar bien, es hermoso esto’. Escuchar esa frase te lleva otra vez al amateurismo”, expresó el Gallego. “Es un ícono mundial. Trabajar todos los días con él es simple y da gusto, los que estamos ahí lo adoramos. Es muy generoso, didáctico y cercano con los jugadores. Siempre le digo a los chicos que a mi me hubiese encantado que me dirija. Él estuvo en lo más alto, nos llevó a ser campeones con Argentina, hizo mucho por la Selección y por el fútbol argentino”, continuó.

Además, contó que “siempre escucha y está atento a todo lo que le recomendamos y luego toma las decisiones. Lamentablemente nos cortó la pandemia pero con él se aprende un montón y se disfruta”.

Respecto a la falta de Diego en los entrenamientos aclaró: “Diego hace campo siempre. Venía con la rodilla rota a los entrenamientos pero no faltaba. Y si no podía venir era porque no podía caminar”.

También contó cómo ayuda a los futbolistas con la pegada: “Cuando están pateando le corrige la posición del cuerpo, le dice que se tomen algunos segundos más para que lleguen bien. Está en todos esos detalles y los jugadores lo toman con humildad”.

Maradona Mendez

Finalmente se refirió a su crecimiento como entrenador y recordó la charla con el alemán Klopp en 2013, donde comenzaba a revolucionar el Borussia Dortmund: “Había dirigiendo San Lorenzo y Banfield y me faltaba algo para convertirme en entrenador. Venía siguiendo al Dortmund de Klopp y me gustaba la manera de atacar, era un equipo sin muchas figuras pero el fútbol alemán trae una forma y manera de trabajar que a mi me gusta”, explicó.

Charlamos con Klopp y fue muy fructífero. Tiene todo, es completo y por eso es uno de los mejores entrenadores del mundo. Es súper cercano al jugador y está en todos los detalles. Es muy generoso, siempre está de buen humor, tiene buena energía y los entrenamientos son extremadamente intensos. Practicaban el tiempo que está la pelota en juego (56min aproximadamente) con una intensidad suprema”, culminó.

Fuente: Noticias Liga Profesional de Fútbol




Comentarios