Nora, asegura que la muerte de su hija no fue un caso aislado.


La justicia penal de La Plata sigue investigando el presunto caso de mala praxis sucedido en el Instituto Médico Platense, por la muerte de una joven de 27 años que ingresó el 18 de octubre a la clínica para realizarse una cirugía bariátrica y murió 10 días después como consecuencia de una infección que complico su estado de salud.

Tras la operación, Ivana habría regresado al Instituto Médico Platense con muchos dolores (web).

La denuncia en ese momento fue radicada por los familiares de la joven, ante la fiscal penal Marita Scarpino, los cuales denunciaron que una vez finalizada la intervención y su posterior alta, la paciente debió volver cada dos días a la clínica porque sentía fuertes dolores en la zona abdominal, acusaron además al médico que realizó la intervención de no haberle hecho los controles necesarios que podrían haberle salvado la vida.

Nora, la madre de la joven, en diálogo con el diario EL DÍA relató, “a ella la operan el 18 y a los dos días le dan el alta. Esos dos días los pasó con suero y con calmantes. Decía que el dolor, que era interno, no se le iba“. La mujer resaltó que en ese tiempo “nunca se presentó el médico que la operó, sino su equipo y me decían que ya se le iba a pasar”.

Nora, asegura que la muerte de su hija no fue “un caso aislado” (web).

Y siguió: “Me la llevé a casa y no podía tragar agua… me dijeron que tome ibuprofeno. Cuando la vuelvo a llevar (al hospital) a los dos días entró deshidratada. La ve uno de los del equipo, le sacan sangre y la dejan internada. A los dos días me la dan de alta de nuevo”.

Nora remarcó que su hija “no aguantaba los dolores” y que volvió a llevarla al Instituto Médico al notar que tenía fiebre. En ese contexto la dejaron nuevamente internada. “El dolor nunca se le calmó”, aseguró.

Según continuó relatando, una señora que estaba cuidando a su hija -también paciente y en la cama contigua- y es médica le advirtió que Ivana estaba con “20 de pulsación” y llamó al equipo. Fue en ese momento cuando comenzaron a hacerle más estudios y terminó siendo operada nuevamente. En el marco de la intervención falleció.

La mujer asegura que la muerte de su hija “no fue un caso aislado” y que otras familias que habrían sufrido situaciones similares con el mismo equipo quirúrgico se pusieron en contacto con ella.

El sub director del Instituto Médico Platense, Gustavo Ferella, explicó que el centro asistencial se puso a disposición de la justicia y negó que se trate de un caso de mala praxis.




Comentarios