Las llamas continuaron durante toda la noche, provocando un daño irreparable en la Reserva.


La angustia de los calerenses no es para menos. Durante toda la noche y día del martes 25, el fuego que se iniciara en el valle de Punilla, arrasó toda el bosque serrano típico de las sierras y el paisaje es desolador.

Todo el territorio de Casa Bamba, que está incluida en la Reserva Bamba, ha sido afectado y algunos vecinos del sector fueron evacuados por las autoridades locales, debido al intenso humo y al desprendimiento de rocas que podría ocasionar accidentes.

La Calera: el desprendimiento de las rocas se vuelve un peligro constante.

Durante toda la jornada los Bomberos focalizaron su trabajo en el sector del Camino de San Fernando, donde todavía el incendio no estaba controlado. La escuela Eloísa Paigés se transformó en base, abriendo sus puertas y poniendo a su disposición sus instalaciones.

Vía La Calera recorrió los lugares donde, hasta esta mañana, el fuego seguía consumiendo la seca vegetación y cercana a las vías del Tren de Las Sierras.

La Calera: las llamas continuaron durante toda la noche y el día.

La Calera: el fuego es constante en las sierras.

Cabe recordar que existe una ordenanza municipal aprobada desde el 2001, donde declara a la mayoría del territorio calerense, como Reserva Natural. La misma no ha sido reglamentada, ya que hay puja entre sectores económicos y propietarios de tierras y grupos ambientalistas que tienen diferentes posturas al respecto.

La Calera: entrada peatonal a Casa Bamba.




Comentarios