En lo que después se confirmaría que se trataba del festejo de un cumpleaños, un total de 121 personas, en su mayoría menores de edad, fueron arrestadas cuando participaban de una fiesta clandestina en un barrio de la ciudad de Palpalá, la cual fue interrumpida por la Policía en medio de incidentes protagonizados por algunos de los asistentes que arrojaron piedras a los uniformados ylas patrullas e intentaron escapar por los techos.

“Los concurrentes incumplían todo tipo de medida sanitaria, sin respetar las restricciones vigentes para evitar la propagación del coronavirus”, dijeron las fuentes, que además apuntaron que se trataba de la celebración un cumpleaños.

El hecho ocurrió este domingo a la madrugada en un domicilio del barrio San José de Palpalá, 12 kilómetros al sur de San Salvador de Jujuy, a donde llegaron efectivos policiales de Unidad Regional Ocho tras recibir el llamado de un vecino de la calle Juellar, informó la fuerza de seguridad provincial.

DESCONTROL Y VIOLENCIA

Al arribar al lugar, los uniformados constataron que se llevaba a cabo una fiesta clandestina, con música a alto volumen y ruidos molestos, tal como detallaron los voceros.

“Los uniformados al arribar al lugar pudieron escuchar ruidos molestos, y en el momento de tratar de entrevistarse con la propietaria del domicilio, la misma se negó”, relataron los policías.

Ante esa actitud, los agentes rodearon la casa y confirmaron que en el interior había una gran cantidad de personas, las cuales incurrían en infracción, dadas las medidas impuestas por la emergencia sanitaria.

En consecuencia, se dio intervención al Juzgado Contravencional, el cual dispuso que se demore a todos los concurrentes para hacer cesar la fiesta, lo que generó la reacción agresiva por parte de los presentes, quienes comenzaron a causar disturbios en el interior de la casa.

En tanto, otro grupo pretendía escapar por los techos y lanzaron piedras contra el personal y a las unidades móviles.

MAYORES Y MENORES, TODOS INFRACTORES

Una vez controlada la situación se trasladó a todas las personas al Departamento Central de la Policía de Jujuy, en donde se constató que se trataba de 56 mayores y 65 menores de edad, siendo estos últimos puestos a disposición del juzgado competente.

“Los operativos tendientes a hacer cumplir las medias sanitarias, se seguirán llevando a cabo de manera constante y quienes resulten infractores serán sancionados con multas contravencionales”, advirtió la Policía provincial.

El Ministerio de Seguridad provincial habilitó la línea telefónica gratuita 0-800-888-3368 para recibir alertas y denuncias sobre la realización de fiestas clandestinas en toda la provincia.