En la provincia de Jujuy la tasa de femicidios directos cada 100.000 mujeres es del 2,82, lo que supera por más del doble el promedio nacional -que es de 1,09-, según revela un reporte producido por la Oficina de la Mujer (OM) de la Corte Suprema de la Nación.

//Mirá también: Repercusiones tras la sanción de la Ley Iara en la Legislatura de Jujuy

En tal contexto, al cumplirse esta semana ocho meses del hecho, los padres y familiares de Iara Rueda, la adolescente palpaleña de 16 años que a fines de septiembre del año pasado estuvo varios días desaparecida y fue encontrada asesinada en un descampado a ocho cuadras de su casa, encabezaron una marcha en San Salvador de Jujuy exigiendo avances en la investigación judicial de su femicidio.

En la oportunidad, Mónica Cunchilla, madre de la joven víctima, dijo a los medios que permanecerán “en las calles pidiendo justicia” no solo por el asesinato de su hija, sino también por el resto de femicidios y homicidios que vienen sacudiendo a la provincia.

Mónica Cunchilla, madre de Iara Rueda, aseguró que "no vamos a bajar los brazos hasta que todos los asesinos (de su hija) estén presos".(Multisectorial de Mujeres de Jujuy) | (Archivo Vía Jujuy)

“No vamos a bajar los brazos hasta que todos los asesinos estén presos, inclusive los policías y fiscales que no hicieron nada para buscarla”, señaló Cunchilla, al tiempo de exigir a la Justicia que “no se excuse en la pandemia para no avanzar en la investigación”.

El asesinato de Iara Rueda se produjo en medio de una ola de cinco femicidios registrados en poco más de un mes en la provincia el año pasado, lo que disparó la tasa de casos hasta llegar a ser la más alta del país, según informes de agrupaciones como la Multisectorial de Mujeres de Jujuy y Mumalá y ahora confirmado por la OM de la Corte nacional.

La menor había desaparecido el 23 de septiembre tras salir en bicicleta de su casa, en la ciudad de Palpalá, y fue hallada estrangulada cinco días después, cuando arreciaban los reclamos por más acción estatal para buscarla, llegando inclusive la familia a realizar una denuncia por abandono de persona.

El registro del Poder Judicial de la Nación muestra que la tasa de víctimas directas de femicidio cada 100.000 mujeres el año pasado fue 1,09 y que la evolución de la distribución de femicidios directos se mantiene relativamente estable entre 2017 a 2020.

Según las estadísticas judiciales, siete provincias tuvieron una tasa de femicidios directos cada 100.000 mujeres mayor que dicho promedio nacional de 1,09 para el año 2020.

//Mirá también: Abogan por el efectivo cumplimiento de la Ley Iara en Jujuy

El trabajo puntualiza que encabezando ese dramático clasificador aparece Jujuy, con un índice de 2,82; seguida por Tucumán (2,10); Chaco (1,97); Salta (1,53); Misiones (1,43); Santa Fe (1,38) y Corrientes (1,23). Algunas de esas jurisdicciones sucedieron pocos casos, pero se vieron muy afectadas por el escaso peso poblacional de mujeres, señala el reporte.

El organismo informó que en 2020 se registró en el país un total de 251 víctimas directas de femicidio, lo que implica la dramática relación de una muerte cada 35 horas.