Cuando la nobleza de un proyecto se impone por encima de conductas equivocadas como la falta de respeto, el desprecio o el vandalismo, sus frutos se multiplican en valores. Es lo que ocurre con el programa “Huerta Orgánica” que lleva adelante la Dirección de Asistencia Directa de la Municipalidad de San Salvador de Jujuy, que en esta oportunidad concretó la entrega de un importante donativo consistente en verduras y hortalizas frescas a la Residencia de Larga Estadía para la tercera edad “Guillermón” de esta ciudad.

“Como cada vez que se recolecta, la producción de la huerta a cielo abierto que se encuentra en el parque General Belgrano, en el barrio Alto Comedero, fue donada a una institución benéfica”, dijo la directora de Asistencia Directa, Marisa García.

En lo que va de su primer año de desarrollo, la huerta del parque Belgrano ya tuvo siete cosechas, que en cada oportunidad tuvieron un fin solidario.

Marisa García, directora de Asistencia Directa, de la Municipalidad de San Salvador de Jujuy.

Al poner en relieve los resultados alcanzados también en esta ocasión, la funcionaria destacó que “afortunadamente, a pesar de que muchas veces fue vandalizada”, los responsables de la huerta “lograron concluir la séptima cosecha de verduras y hortalizas”.

Los últimos ataques vandálicos sufridos por la huerta a cielo abierto del parque Belgrano fueron en noviembre y diciembre del año pasado y enero último.

Como es norma según los lineamientos del programa que lleva adelante el Departamento Huerta, todo lo producido fue donado a instituciones benéficas, y en este caso el donativo tuvo como destino el “hogar Guillermón” -como es denominado popularmente-, sito en el barrio Los Huaicos.

“Estamos muy contentos por cumplir un año del inicio de esta huerta y a pesar de la intervención de gente que nos perjudicó, seguimos trabajando para ellos y los resultados son muy alentadores”, dijo García.

Alimentación saludable, solidaridad y ambiente

Como parte de los pilares fundamentales para una alimentación saludable, con este proyecto de la Secretaría de Desarrollo Humano municipal -área de la que depende Asistencia Directa- procura “fomentar el cuidado y la conservación del suelo, brindando herramientas y conocimientos, especialmente a los vecinos de los sectores de la ciudad con alta vulnerabilidad”.

Así es como la propuesta tiene alcance en los Centros de Participación Vecinal, Centros de Desarrollo Infantil, jardines de infantes, escuelas primarias nocturnas y centros de adultos mayores, “donde se enseña cómo armar una huerta orgánica; desde la preparación del terreno, el cultivo y su cuidado, hasta el seguimiento de las plagas que pueden afectar el cultivo”.

En ese marco “se trabaja con distintas especies hasta su cosecha, con almácigos en terreno”, e incluso “fomentando el reciclado de materiales, como envases, cartones y demás”, explicaron responsables del programa.

Cabe señalar por otro lado que el hogar Guillermón hospeda personas adultas mayores que diariamente reciben atención y contención de distinto tipo, e incluso hasta antes de la pandemia de coronavirus la administración del establecimiento venía proponiendo actividades variadas a las que podían acceder los ancianos y toda persona interesada, tales como talleres de folklore, cocina, reciclado, cocina andina, entre otras, todo lo cual quedó suspendido por las actuales condiciones sanitarias.