Sorprendió la dureza con que se ha manifestado en las últimas horas el exlegislador provincial y municipal peronista Miguel Morales, quien advirtió que el justicialismo en Jujuy “sigue planteando las mismas ideas de hace más de diez años”, aseguró que “es hoy lo más parecido que hay a la izquierda” porque “simplemente se limita al reclamo y la crítica”, y renegó de lo que calificó como “un modelo sustentado en el clientelismo y el populismo”.

//Mirá también: En el Gobierno nacional están “todos peleados y ni se hablan”, dijo Morales

Militante desde su adolescencia en el peronismo local, Morales fue elegido en diferentes oportunidades concejal en la Municipalidad de San Salvador de Jujuy y diputado provincial, en tanto que en la faz privada condujo en varios períodos la Asociación de Técnicos de Jujuy, lo que lo llevó a presidir la Organización Internacional de Técnicos (OITEC), de la cual es actualmente vicepresidente.

“NUNCA VIERON TRABAJAR A SUS PADRES”

En su análisis de la coyuntura política local y de cara a los comicios del mes próximo, Morales sostuvo que “el justicialismo no está a la altura de las circunstancias, al igual que los otros partidos de oposición”, afirmó.

Miguel Morales se desempeñó por varios períodos como concejal de San Salvador de Jujuy.

“Con la pandemia, todo el mundo se reinventó, salvo la oposición, que se convirtió en un callo más duro y doloroso de lo que ya era antes”, disparó luego el experimentado dirigente, y tras observar que el justicialismo jujeño “no se dio cuenta que las cosas cambiaron y sigue planteando las mismas ideas de hace más de diez años”, exclamó: “Está totalmente atrasado en el tiempo”.

En ese contexto adhirió al propósito de “cambiar el modelo de planes sociales para abrir una nueva expectativa”, al tiempo de plantear que es necesario “de manera imperiosa revertir una situación económica, social y cultural sumamente compleja” producto de “un modelo sustentado en el clientelismo y el populismo”.

Reflejo de esto -apuntó Miguel Morales- son “aquellos jóvenes de entre 20 y 22 años que nunca vieron trabajar a sus padres y no tienen posibilidad de crecimiento”, lo que “a su vez derivó en la pérdida de la esperanza, el respeto, la confianza y la vocación de esfuerzo”, analizó.

LOS EJES DE UN “PROCESO VIRTUOSO”

En contraste con eso, comparó que la gestión del gobernador Gerardo Morales “es inalcanzable” y fundamentó el elogio describiendo que “se está instalando en Jujuy una infraestructura estratégica de gran importancia que abrirá las puertas a las oportunidades de desarrollo”, en lo que anotó las mismas cinco líneas argumentales que sostiene el oficialismo: la generación de energía solar en el Parque Solar Cauchari, el cultivo de cannabis con fines medicinales, la producción de litio -y a futuro la fabricación de baterías de litio en Jujuy-, las zonas francas en Perico y La Quiaca, y la construcción de 258 escuelas y colegios en todo el territorio con la renta de Cauchari.

//Mirá también: Intendentes ven a Jujuy como modelo nacional en innovación y liderazgo

Finalmente, volviendo a la comparación con la visión del justicialismo, Morales estimó que el panorama provincial “sería mejor con una sintonía entre lo que ocurre en Jujuy y lo que debería pasar con el Gobierno nacional que, lamentablemente, no acompaña el proceso virtuoso que impulsa la gestión de Gerardo Morales”, concluyó.