La huelga que sostiene con firmeza desde la semana pasada en San Salvador de Jujuy el sindicato de los choferes de colectivos, hace sentir su impacto sobre la rutina de los usuarios habituales del servicio, que se ven imposibilitados de trasladarse por la ciudad, lo que a su vez ha obligado a las autoridades municipales a tomar decisiones de emergencia, implementando medidas como la conversión transitoria de los taxis de radio llamada a un híbrido de “taxi compartido”, como también se prevé habilitar eventualmente vehículos particulares para que presten el servicio.

//Mirá también: El intendente Jorge abogó por una reparación histórica para Jujuy

En efecto, el Departamento Ejecutivo municipal emitió el decreto n° 0045.21.009 mediante el cual por el término de 15 días se autoriza a los taxis radio llamada -popularmente conocidos en la ciudad como “taxis amarillos”-, a trabajar bajo similares condiciones que los taxis compartidos, aplicando una tarifa estipulada en 50 pesos por pasajero, para viajes desde cualquier barrio hacia el centro de la ciudad y viceversa.

A diferencia del sistema “taxi compartido”, que tiene recorridos establecidos y obligatorios, la modalidad que ofrecen desde este martes los “taxis amarillos” no tiene corredores predefinidos.

La medida de fuerza impuesta por la Seccional Jujuy de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) entró en el séptimo día consecutivo y se fundamenta en el reclamo de los trabajadores de las empresas concesionarias del servicio por atrasos en el cobro de sus sueldos y otros incumplimientos que le achacan a la patronal.

El presidente del Concejo Deliberante, Lisandro Aguiar; el intendente Raúl Jorge y el secretario de Servicios Públicos, Guillermo Marenco, al anunciar la modificación provisoria del servicio de taxis en la ciudad.(Archivo Vía Jujuy)

El intendente capitalino Raúl Jorge calificó a este paro de la UTA Jujuy como “inédito, único en los últimos catorce años en la ciudad”, y tras aseverar que “hay voluntad del Gobierno provincial de cumplir con sus obligaciones”, advirtió que “en caso de que no lleguen los fondos nacionales, es imposible para las empresas cumplir con las exigencias (de los choferes) poco negociables y poco relacionadas con el drama que vive toda la población”.

EL EJE DEL PROBLEMA, LOS SUBSIDIOS

En tanto, el secretario general de UTA Jujuy, Sergio Lobo, remarcó que “es un problema que viene desde Nación”, porque la Provincia “está cumpliendo en tiempo y forma con los subsidios” que se afronta con recursos, precisamente, provinciales.

“Para el interior del país hay una demora -se quejó también el sindicalista- en cuanto al incremento de los subsidios nacionales” al servicio de transporte, lo que deriva en significativos retrasos en el pago de las obligaciones salariales de las empresas a sus trabajadores.

“El envío de los bonos no tiene fechas ciertas todavía, y hasta el momento los compañeros recibieron cinco mil pesos de lo que sería el salario del mes de junio, más el aguinaldo”, describió el dirigente dando algunos de los argumentos que sustentan la protesta.

En este plano, el intendente Jorge exhortó a la UTA Jujuy a rever las condiciones de la medida de fuerza: “Hay una conciliación que no se acató y es una transgresión a las normas que indican que se deben buscar todas las alternativas posibles, porque hay vidas en peligro y es un tema muy serio”, advirtió.

ALTERNATIVAS TRANSITORIAS

Frente a la necesidad de paliar esta crisis del transporte público en la ciudad, el jefe comunal dijo que “como responsables del servicio público, abriremos alternativas solidarias”, en lo que se encuadra la convocatoria al vecinalismo para “generar alternativas transitorias con el transporte debidamente autorizado”.

“Hay voluntad de los taxistas para colaborar en el transporte a los vacunatorios, que es fundamental en estos días, con precios muy parecidos a la tarifa del transporte público. También promoveremos a través de los Centros Vecinales transportes comunitarios, solidarios y alternativos, porque la Provincia no detiene la campaña de vacunación”, señaló Jorge.

Al respecto, el decreto emitido este martes determina, para la eventualidad de que la demanda supere la capacidad operatoria de los “taxis amarillos”, la apertura de un registro de automóviles particulares cuya articulación funcionaría a través de los Centros Vecinales.

“TRANSPORTE COMUNITARIO SOLIDARIO”

De ese modo se crearía un sistema denominado “Transporte Comunitario Solidario”, marco en el que “los conductores de cada barrio prestarían servicio nada más que en el sector del Centro Vecinal y el centro de la ciudad”, explicaron este mediodía voceros del municipio.

“Sólo en el caso que no pueda darse cobertura cien por ciento con los taxis, recién apelaremos al registro a través de una operatoria donde los Centros Vecinales generarán la captación de vehículos y conductores aptos para esta tarea” ajustados “a criterio de la Dirección de Tránsito y Transporte”, detalló el secretario de Servicios Públicos, Guillermo Marenco.

//Mirá también: “Paradas Seguras”, una herramienta más contra la violencia de género

Adelantado los requisitos estipulados en el reglamento previsto, dijo Marenco que será obligatorio contar con “cédula verde (del vehículo), carnet de conductor, seguro y RTV”, todo para garantizar “la seguridad al momento de llevar adelante la prestación”.

Puntualizó asimismo que “el permiso finalizará con la reiniciación del sistema de transporte”.