Los resultados de los alumnos de quinto año se encuentra por arriba de la media nacional.


El Colegio N°1 “Teodoro Sánchez de Bustamante” también conocido como Nacional 1, es una de las instituciones centenarias de la provincia y con una rica historia en la educación de generaciones de jujeños.

En sus aulas asistieron renombrados profesionales y funcionarios de Jujuy, era considerada una institucion educativa a la que asistía la elite jujeña pero con las años su perfil fue mutando.

El rector de la institución, Alberto Alabí, contó “ahora nuestros chicos son pobres. Chicos de familias absolutamente humildes. Algunos casi indigentes te diría. La mayoría son de los barrios periféricos, que comienzan como asentamientos y, tiempo después, terminan constituyéndose en comunidades barriales”.

Actualmente el nivel socioeconómico del alumnado es otro, pero los resultados de aprendizaje siguen siendo de elite según los datos aportados por Aprender 2017.

En un informe señala que el 69% de los estudiantes de quinto año están en el nivel satisfactorio o avanzado en matemática, mientras que a nivel nacional el 69% está en el básico o por debajo.

Resultados de Matemática – Fuente Infobae

Resultados Matemática en alumnos de quinto años del Nacional 1 – Fuente Infobae

Resultados Lengua- Fuente Infobae

Con respecto a lengua el 90% de los estudiantes logran los niveles más altos.

Resultados Lengua en alumnos de quinto años del Nacional 1 – Fuente Infobae

El colegio está ubicado 27 puntos por encima del total nacional y 36 puntos arriba del promedio provincial, convirtiéndose en una institución pública con un alto índice educativo. Rompe con el estigma que la educación privada puede ser mejor que la estatal o que la brecha educativa por nivel socioeconómico es muy grande y las escuelas públicas reciben a los chicos más vulnerables, sin estímulos culturales o intelectuales en el hogar.

Para el rector, estos resultados está relacionada con larga historia de la institución “tiene que ver con la edad del colegio, que es antiquísimo, cumple 150 años el año que viene. Entonces cobra una inercia académica muy importante que continúa hasta ahora”.

Una de las claves, asegura, “es el Plan 13 que está vigente desde 1972, se llamó así porque se oficializó después de doce pruebas piloto”. Este es un plan de profesores por cargo. En vez de contratar docentes por hora -la práctica tradicional en la secundaria-, forman parte de la planta permanente del colegio “eso permite que los maestros pasen más tiempo con los chicos, que estén presentes en la doble jornada. En contraturno se les pide que dicten contenidos que guarden algún vínculo con la materia, pero que de ninguna manera sean una réplica exacta de lo dado a la mañana”.

Otras de las claves son los clubes creados entre los profesores y los estudiantes, uno de ellos es el CAN, Club Amigos de la Naturaleza, que permite que los alumnos viajen a distintos destinos para realizar campamentos por la provincia y el resto del país. Otro es el Club de Observadores de Aves, donde los chicos aprenden a medir aves pesadas, a rastrear y registrar sus movimientos. También tienen un Club de Astronomía en el que observan constelaciones.

Alabí también impulsa un reto con sus alumnos, el plan se llama 5×500 y consiste en que los alumnos, en los cinco años de secundaria, lean 500 libros como techo.

“La idea es que los profesores, incluso aquellos que nada tienen que ver con lengua o literatura, inviten a la lectura de clásicos como Mi planta naranja lima o Platero y yo, queremos que se lea mucho y rápido. Si se entiende, poco importa. La comprensión llega mucho después y uno ni siquiera se da cuenta”, concluyó el rector Alabí.


En esta nota:

Otras Jujuy Educación




Comentarios