"Pedimos que la educación sexual se de en todas las escuelas, porque es la única forma que los chicos puedan cuidarse o hablar si esta sucediendo algo dentro de la casa"


El debate sobre la implementación de la Educación Sexual Integral y los casos de embarazos adolescentes no deseados , algunos de ellos con sospechas de abusos intrafamiliares, se instaló en la escuelas, las casas, las religiones, las instituciones, el estado y la política de la provincia. 

En los medios de comunicación y en las redes sociales existen una multiplicidad de opiniones, pero la realidad y las estadísticas, que el Ministerio de Educación informó, se supone que en las escuelas secundarias de la provincia 65 adolescentes asisten a clases embarazadas y sus edades oscilan entre los 13 a 19 años.

Vecinas y madres del barrio Alto Comedero expresaron a Vía Jujuy sus opiniones sobre esta problemática, este es el caso de Miriam Morales, madre de dos adolescentes que asistieron tanto en la primaria como la secundaria a escuelas del barrio “la problemática del abuso que veo es grande, además por un lado cuesta mucho que algunas escuelas se interioricen sobre la Educación Sexual Integral, hay resistencia de parte de algunos docentes que no están capacitados y hay otros que si pero como no hay una directiva, el que quiere la da y el que no quiere no la da“.

Embarazo adolescente. En las escuelas de Jujuy se estiman que asisten a clases unas 65 estudiantes embarazadas entre 13 y 19 años.

En este sentido, Miriam Morales, comentó que “no sabemos si hay estadísticas porque cuando uno empieza a hablar del tema e interiorizarse con las vecinas o ir a algunos talleres ahí los chicos empiezan a hablar o a veces llegan al puesto de salud, como nos decía una enfermera, con dolores de panza y otros trastornos y resulta que detrás de eso hay un abuso que ocurre dentro de la casa”.

“Por eso nosotras pedimos , las mujeres que estamos acá en el barrio preocupadas por esta problemática, que la educación sexual sea algo que se de en todas las escuelas incluso en las confesionales porque no hay forma que los chicos puedan cuidarse o hablar si lo que esta sucediendo es dentro de la casa“, y además agregó que se “tiene que trabajar desde la escuela con la familia, pero tiene que ser un derecho de esos niños poder acceder a la educación sexual“.

Con respecto a la contención y como se debe actuar cuando se detecta un caso de abuso, las madres solicitan que “haya puestos de salud que estén preparados para la atención para continuar el tratamiento psicológico y desde ya para poder hacer algo con los abusadores”.

Vilma Cruz, madre del barrio Tupac Amaru de Alto Comedero, comentó a Vía Jujuy que “el embarazo adolescente en el barrio creció mucho debido a la mala información, o porque no llega como debe ser o porque existen otros factores que influyen”, para ella “no alcanza solamente con la familia o la escuela sino que hace falta una comunidad entre que trabaje en el tema para que sea mejor recibido y absorbido por los adolescentes”.

Vilma denuncia que en su barrio, existe una sola escuela y no hay puesto de salud “estamos desamparados” y le pide al gobierno “que se active el puesto de salud del barrio Tupac Amaru, debido que los otros puestos de salud no dan abasto”.

Para Natalia Apumaita esta problemática la lleva a preguntarse que va a pasar con las adolescentes que están pasando por un embarazo no deseado “la problemática del embarazo adolescente es muy amplia y tiene muchos factores pero debemos pensar que vamos a hacer con las chicas que están embarazadas y que no saben que hacer con esa situación ¿por qué sucedió? ¿Qué hicimos mal como sociedad? ¿Qué instituciones deberían haber reaccionado y no lo hicieron de manera adecuada y a su debido tiempo?“, reflexionó.

Para después contestar que “no lo sabemos, por eso la red de mujeres trabaja en pos de ayudar de acompañar a las victimas, porque son victimas , algunas niñas y adolescentes son abusadas en el hogar, en la escuela, en la calle de diferentes formas no solamente con la violación sino con palabras obscenas o el manoseo y ellas no lo saben porque hace falta información“.

Con respecto a su opinión sobre si sus hijas reciben información Natalia expresó que “en las escuelas no se da debidamente o gradualmente o directamente no se da“.

Finalmente expresó su parecer con la que sucede en las escuelas confesiones “en las confesionales ven este tema desde el amor, desde el cuidado personal, pero también hay otro tema, porque hay niños que no saben que son abusados, las escuelas confesionales dicen no abortes pero si estas embarazada te expulsan y quedan excluidas del sistema educativo“.






Comentarios