Después que el gobernador Gerardo Morales anunciara por las redes sociales la reapertura de las negociaciones paritarias en Jujuy, sindicatos estatales que integran el Frente Amplio Gremial (FAG) adelantaron que buscarán un aumento salarial por encima del 40% para "recuperar el poder adquisitivo perdido este año".

En declaraciones periodísticas el ministro de Trabajo, Normando Álvarez García, dijo que los gremios serán citados a partir de este miércoles, pero dirigentes del sector dijeron por lo menos hasta el mediodía de este martes no habían sido notificados de la fecha y lugar de la mesa de discusión con las autoridades del Poder Ejecutivo.

Al margen de ello, los sindicatos interpretaron que la convocatoria llega de manera "tardía", tras haber realizado movilizaciones, presentaciones judiciales y reclamos en toda la provincia.

"Estamos parados arriba del cuarenta por ciento de reclamo de aumento salarial solo para compensar el último año de pérdida del poder adquisitivo", explicó Susana Ustarez, secretaria general de la Asociación Provincial de Organismos de Control (Apoc).

En ese marco es que mantendrán "una posición de diálogo con los datos técnicos sobre la realidad de los haberes", indicó la dirigente, al tiempo de señalar que esperan que el Gobierno provincial llegue a la mesa de negociación "con una recomposición sostenida, paulatina para los empleados".

Sobre ese punto, remarcó: "Queremos recuperar el poder adquisitivo del salario perdido sucesivamente en los anteriores cuatro años de gestión de Gerardo Morales".

Ustarez enfatizó la importancia de que en la provincia "se respete y repercutan los esquemas nacionales de paritaria, tal como avanzaron en otras provincias", debido a que, al no tener una vara de aumento, en Jujuy la situación deriva en la "depresión del consumo y la sumisión en la pobreza de muchos trabajadores de la administración pública local".

"Hemos hecho un gran aporte a las finanzas del Estado al no modificar los salarios pero esta situación es insostenible", reiteró finalmente la dirigente gremial.

Por su parte, voceros de la Asociación de Profesionales Universitarios de la Administración Pública (Apuap), manifestaron la necesidad de conseguir una "recomposición salarial igual a la inflación".

La oportunidad también servirá para plantear el "cumplimiento de los compromisos asumidos" en el marco de la pandemia de coronavirus para trabajadores de la salud como la recategorización del personal, el pase a planta permanente y el blanqueo de los módulos por desempeño.