En línea con las decisiones tomadas el pasado fin de semana a nivel nacional y provincial, el presidente del Superior Tribunal de Justicia de Jujuy, Sergio Jenefes, dispuso prorrogar hasta el próximo domingo 9 de agosto inclusive, la feria extraordinaria vigente en el Poder Judicial local.

La decisión, que se remite a los términos de lo dispuesto en la acordada Nº 73/2020, quedó plasmada en la resolución Nº 45/2020 de Presidencia del STJ, y que, como es de práctica, quedó a disposición del público en el sitio web del Poder Judicial www.justiciajujuy.gov.ar.

Según se lee en el texto, la medida fue dictada en concordancia con la normativa nacional y provincial sobre regulaciones temporarias a la libertad de circulación con el objetivo de asegurar el aislamiento social preventivo y obligatorio (ASPO).

En este marco es que se dispuso "mantener la suspensión de todos los plazos procesales, mientras se encuentre vigente la feria extraordinaria por razones sanitarias".

Al mismo tiempo de dar a conocer el criterio adoptado, Jenefes señaló "la plena vigencia y obligatoriedad de lo dispuesto en las resoluciones Nº 40, 41 y 44", con alcance a magistrados, funcionarios y empleados.

Las mismas están referidas a que quienes se encuentran en estado de guardias pasivas, deben estar a disposición a través de medios telefónicos fijos y celulares; como así también, que magistrados y funcionarios deben llevar adelante trabajo remoto, dictando resoluciones interlocutorias, sentencias definitivas y resoluciones de incidentes, a los fines de evitar demoras en los procesos una vez que se ordene el inicio de la actividad judicial, explicaron voceros judiciales.

Informaron asimismo respecto de la resolución Nº 44, que se habilitó el funcionamiento, sin atención al público, del Tribunal de Familia en los Centros Judiciales de San Salvador de Jujuy y San Pedro de Jujuy.

De tal manera, los magistrados, funcionarios y personal que lo componen deben concurrir a sus puestos laborales en dichos tribunales "con el fin de realizar trabajos de manera interna, capacitarse en la utilización de nuevas herramientas tecnológicas y toda otra actividad judicial que los magistrados estimen necesaria y/o conveniente".